sábado. 10.12.2022
TRIBUNALES

En libertad los autores de varios robos en urbanizaciones cercanas a Santander

Complejo judicial Las Salesas. Sede de la Audiencia Provincial de Cantabria
Complejo judicial Las Salesas. Sede de la Audiencia Provincial de Cantabria

El juicio celebrado este miércoles en la Audiencia Provincial contra cuatro acusados de cometer en 2021 varios robos en urbanizaciones cercanas a Santander ha acabado con conformidad, tras lo cual los tres que permanecían en prisión provisional han sido puestos en libertad.

En base a este acuerdo entre las partes, que ya se había dado a conocer, los cuatro acusados -dos hombres y dos mujeres, todos extranjeros- han reconocido los hechos y se han mostrado conformes con la pena de dos años de cárcel que pedía la Fiscalía.

Al acusar a los cuatro implicados, el Ministerio Público ya había tenido en cuenta que han consignado judicialmente 15.255 euros "con intención de resarcir la totalidad de los perjuicios ocasionados", por lo que entendía que concurre la atenuante muy cualificada de reparación del daño.

El Ministerio Público ya había tenido en cuenta que han consignado judicialmente 15.255 euros "con intención de resarcir la totalidad de los perjuicios ocasionados"

Según el escrito que el fiscal y los abogados de la defensa presentaron al tribunal, los cuatro acusados "puestos de común acuerdo y con la finalidad de realizar concertadamente actos con los que obtener un ilícito enriquecimiento, idearon un plan para vigilar y seleccionar viviendas" en localidades próximas a Santander.

Así, "tras comprobar que sus ocupantes no se encontraban en el interior", los acusados cometieron, "al menos", tres robos en chalés de Solórzano, Boo de Piélagos y Maoño, y un cuarto que no llegó a consumarse, porque fueron detenidos por la Guardia Civil. Para entrar en las viviendas violentaban ventanas y apalancaban puertas. Una vez dentro, se apoderaban de diversos efectos: dispositivos electrónicos, joyas, relojes o perfumes.

Para sus desplazamientos empleaban vehículos de alquiler, y guardaban los objetos robados en los mismos, en un piso que ocupaban en Argoños o en un trastero que una de las acusadas había arrendado.

El 6 de abril de 2021, cuando dos de ellos realizaban labores de vigilancia y otros dos se encontraban apalancando la puerta de acceso al patio de un chalé de Santa Cruz de Bezana, sonó la alarma. Entonces, iniciaron la huida y los agentes de la Benemérita "que estaban haciendo el seguimiento a los acusados" les persiguieron hasta detenerlos. Desde entonces, tres estaban en prisión provisional y ahora han sido puestos en libertad.

Comentarios