jueves. 07.07.2022
MEMORIA

Justicia y las comunidades autónomas pactarán planes cuatrienales de exhumación tras actualizar el mapa oficial de fosas, en el que faltan cientos de ellas

Trabajarán en un censo de víctimas del franquismo, en un banco de ADN conjunto y en un mapa de los símbolos franquistas que aún permanecen.

Los suelos de Cantabria albergan al menos 150 fosas de la Guerra Civil y la posguerra, frente a la decena escasa que contempla aún el Ministerio de Justicia.

fosa02
Fosa común

El director General para la Memoria Histórica, Fernando Martínez López, ha presidido este miércoles una reunión con los responsables del ramo de las distintas comunidades autónomas que ha tildado de "muy provechoso" y en el que se ha fijado como prioridad la exhumación de fosas comunes, por lo que el primer paso será actualizar el mapa oficial, en el que faltan por consignar cientos de nichos ya localizados, y diseñar después planes cuatrienales para comenzar a abrirlos. En rueda de prensa posterior al encuentro, Martínez López ha incidido en que la intención del Ministerio de Justicia es "liderar" los procesos de exhumación, aunque reconociendo no obstante, que en la actualidad tiene "cero" presupuesto y si bien puede trabajar en diseñar planes, hojas de ruta y estrategias, para "profundizar" en su colaboración con las administraciones autonómicas necesitará esperar a los próximos Presupuestos Generales del Estado. Mientras tanto, se trabajará en actualizar el mapa de fosas, en el que, según ha explicado, constan 2.470 pero faltan centenares ya localizadas. Así, los suelos de Cantabria albergan al menos 150 fosas de la Guerra Civil y la posguerra –frente a la decena escasa que contempla aún el Ministerio de Justicia–, como demuestra el mapa de fosas que el profesor de la Universidad de Cantabria Ángel Armendariz dirigió y entregó al Gobierno autonómico por encargo de este. También en Andalucía, por ejemplo, hay información de más de 700 fosas comunes cuando el último dato que tiene Justicia al respecto señala que son 576 y en la Comunidad Valenciana hay una situación similar: el mapa oficial dice que hay algo más de 80 fosas, pero sus técnicos han contado ya "más de 400". Diversos organismos internacionales han estimado entre 100.000 y 114.000 las personas que podrían seguir en estas fosas, pero tampoco hay datos precisos. "Eso pone de relieve que tenemos que hacer un esfuerzo conjuntamente las comunidades autónomas y el ministerio para actualizar el mapa, porque no podemos programar actuaciones de planes anuales y cuatrienales de exhumación si no sabemos las fosas que hay", ha comentado, para incidir en que abrir los nichos es "un objetivo central" para el Gobierno, "al margen de que se apruebe antes o después la reforma de la ley". Sobre este asunto, ha recordado que la modificación de la Ley de Memoria Histórica de 2007 se va a acometer en la tramitación en el Congreso de la convalidación del Real Decreto por el que se autoriza a exhumar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos y ha confirmado que el Gobierno aprovechará este trámite parlamentario para introducir su proyecto de reforma integral en forma de enmiendas.

No conviene crear "falsas expectativas" porque se trata de una iniciativa "muy compleja"

Algunas de las comunidades presentes han trasladado al representante de Memoria Histórica su interés en crear un banco de ADN de carácter "estatal" para la identificación de los cuerpos exhumados de las fosas, algo que han convenido estudiar, aunque conforme ha señalado, no conviene crear "falsas expectativas" porque se trata de una iniciativa "muy compleja". En todo caso, considera "preciso y necesario" tener este banco con información de desaparecidos. También se ha puesto sobre la mesa con "bastante acuerdo" entre los asistentes a la reunión la creación de un censo de víctimas "que permita conocer realmente el alcance que tiene la violación de los derechos humanos durante la Guerra Civil y el franquismo", una tarea que Martínez reconoce compleja porque "hay muchas modalidades de víctimas" que se van a "estudiar y analizar" para poder diseñar el registro y porque en inicio, se hablaba de censar sólo a los desaparecidos. "Víctimas son todas y por lo tanto hay que contemplarlo –ha dicho en relación a los caídos en ambos bandos de la Guerra Civil–. La diferencia es que unas víctimas fueron reparadas, las de los vencedores, con homenajes todos los años y reparaciones económicas, y otras, las de los vencidos, fueron estigmatizadas, criminalizadas e invisibilizadas. Es una cuestión de humanidad", ha sentenciado. Por otra parte, Martínez López ha pedido a las comunidades autónomas un "chequeo" de los símbolos franquistas que pervivan en sus territorios ya que, conforme ha reconocido, Justicia tiene "necesidad de conocer" lo que hay, y ha propuesto un censo de edificaciones construidas por batallones disciplinarios y prisioneros, algo pendiente desde 2007. Se volverán a reunir dentro de cuatro meses.

Las comunidades autónomas, satisfechas

Los representantes de las comunidades autónomas que han asistido a la primera reunión con el director general para la Memoria Histórica, Fernando Martínez López, han calificado de "satisfactoria" esta primera toma de contacto y celebran que el Gobierno asuma la coordinación de actuaciones en esta materia con un plan de exhumaciones que incluye un banco de ADN.

En declaraciones a Europa Press al término de la reunión celebrada en el Ministerio de Justicia, la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales del Gobierno de Navarra, Ana Ollo, ha resaltado que hoy el Ejecutivo ha mostrado el compromiso de trabajar junto a las comunidades autónomas en esta materia con políticas que "compartimos plenamente". En este sentido, ha explicado que desde el Gobierno les han propuesto una firma de convenios con las diferentes comunidades para impulsar un programa de exhumaciones, y ha matizado que, aunque desde el gobierno foral ya tienen en marcha uno, están interesados en colaborar. Además, ha señalado que durante la reunión se ha abordado la necesidad de contar con un banco de ADN común para facilitar la identificación de restos y la necesidad de retirar la simbología franquista para "democratizar el espacio público". Ollo ha resaltado la importancia de "avanzar en la transmisión intergeneracional de la memoria" con el objetivo de que "no vuelva a repetirse una sociedad con vulneración de los derechos humanos". Así, ha señalado la importancia de trasladar esa memoria al ámbito educativo, algo que, según ha comentado, el ministerio "acoge con agrado".

"Ahora se trata de convertir la dignidad en ley y la voluntad en derechos efectivos"

Por su parte, la consejera de Cultura e Igualdad de la Junta de Extremadura, Leire Iglesias, ha destacado la "sintonía" con el estado en cuanto a cómo desarrollar y avanzar sobre la ley de Memoria Histórica de 2007, y ha resaltado que los puntos principales son "los trabajos de reconocimiento de víctimas, elaboración de mapas de fosas, censos de vestigios del franquismo y cómo reparar a las víctimas". Sobre las actuaciones que se han realizado en materia de memoria en Extremadura, Iglesias ha recordado que la junta cuenta ya con un plan desde 2002, gracias al que se han intervenido 79 fosas, se han recuperado 350 restos y se han "dignificado lugares". No obstante, ha matizado que ahora "se trata de convertir la dignidad en ley y la voluntad en derechos efectivos".

La consejera de Cultura, Participación y Deportes del Govern balear, Fanny Tur Riera, ha celebrado que el ministerio asuma su papel de coordinador y ha matizado que desde Baleares seguirán trabajando en su plan de exhumación de fosas. Así, ha indicado que en este 2018 abrirán un total de once fosas y dos pozos. A su juicio, "se han perdido" ya 40 años de Democracia para avanzar en esta materia y como principal reclamación ha defendido la creación de ese banco de ADN estatal porque "hubo una dramática movilidad de presos que huían" y el hecho de que haya 17 bancos "está muy bien", pero debe haber uno central. Asimismo, Tur Riera ha pedido en la reunión que se cree "un banco de ADN de niños robados" y que casas, inmuebles y edificios expropiados a colectivos y particulares, y que están en manos del estado, sean devueltos a sus propietarios.

"Queremos que cuanto antes avancen en el modelo"

Por su parte, el secretario general de la Consejería de la Presidencia de Castilla y León, José Manuel Herrero, ha explicado que durante la reunión ha puesto de relieve "la necesidad de avanzar más en el desarrollo reglamentario de la ley, sobre todo en lo que se refiere al procedimiento de exhumaciones" y ha comentado que ya existe un convenio con el Ministerio de Cultura para compartir datos de archivos que favorecerá el censo de víctimas. Así, ha calificado de "interesante" la intención del ministerio de liderar las exhumaciones y de llevar a cabo convenios con las comunidades autónomas ya que hasta ahora "se han realizado con el esfuerzo de las asociaciones". "Queremos que cuanto antes avancen en el modelo", ha recalcado.

El director general de Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, Julio Embid, ha indicado que salían de la reunión "satisfechos", y ha añadido que aunque están de acuerdo con las políticas propuestas, éstas deben ir acompañadas de presupuesto. Asimismo ha explicado que a su juicio debe existir un solo banco de ADN central y que el Gobierno debe liderar ahora sí las exhumaciones. "Parte de las partidas van ligadas a los PGE, hacen falta nuevos presupuestos para el año que viene y que incluyan partidas para Memoria Democrática, para llevar a cabo convenios con CCAA o para liderar ellos –el Gobierno– las políticas", ha enfatizado. Preguntado sobre si durante la reunión se ha hablado de la exhumación de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, Embid ha destacado que se ha insistido en que tras la retirada de los restos del dictador, se debe establecer un protocolo para la retirada de los cuerpos de aquellas familias que así lo reclamen.

La directora general de Justicia del Principado de Asturias, Encarnación Vicente Suárez, ha destacado de la reunión que la mayoría de los puntos planteados en la misma, como la elaboración de un mapa de fosas o un censo de víctimas de la Guerra Civil y de la dictadura o la exhumación de fosas comunes, son acciones que desde su gobierno ya realizan. No obstante, ha destacado que la coordinación con el ministerio "va a ser inmediata" y trabajan ya en la celebración de una segunda reunión.

Comentarios