domingo 5/12/21
JUSTICIA

La jueza investigada por leer el tarot fue sancionada por cuestionar a las víctimas de violencia de género en Santander

La jueza está siendo investigada por echar las cartas del tarot. Foto: Pixabay
La jueza está siendo investigada por echar las cartas del tarot. Foto: Pixabay

Un magistrado del juzgado de Vigilancia Penitenciaria decide sobre la situación en prisión y sobre los permisos de salida de los presos. Pero la titular del juzgado número 3 de esta sala en Galicia, María Jesús García Pérez, parece que habría tenido una profesión ‘extra’. Según ha publicado inicialmente El Progreso, y como se han hecho eco numerosos medios en las últimas horas, García Pérez está siendo investigada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) para aclarar si la jueza echa cartas del tarot, como podría desprenderse de un anuncio que ella misma habría distribuido en octavillas en el que se promocionan estos servicios de “tarotista y vidente con gran experiencia” por un precio “económico”. García Pérez se ha apresurado a asegurar que ese servicio lo presta su acompañante, un hombre que también limpia su casa y que vive bajo el mismo techo, algo que ha confirmado el implicado. Sin embargo, no es la primera vez que la magistrada protagoniza diferentes polémicas, una de ellas durante su etapa en Santander, en concreto con las víctimas de violencia de género.

García Pérez, de 55 años, ha ejercido diversos cargos en la Justicia en Cantabria, entre ellos jueza de familia en 2006, titular del juzgado de Violencia sobre la Mujer de 2006 a 2009, y titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria en 2013. Y durante estas etapas llegó a ser sancionada por el CGPJ que ahora vuelve a investigarla. En concreto, fue durante su etapa como responsable de violencia de género, cuando realizó unas polémicas declaraciones en una entrevista criticando este tipo de juzgados y la ley contra la violencia de género. Llegó incluso a cuestionar a las víctimas y a relativizar esta lacra. La sanción fue de 3.000 euros.

Además de esto, la magistrada ha sido sancionada en otras dos ocasiones, una por irse al gimnasio demorando la puesta en libertad de un detenido, y otra por fumar en la sala de vistas. Se añaden también las quejas de los abogados de Santiago de Compostela ante el hecho de que García Pérez acudía a las vistas con un gato.

La carrera judicial de la magistrada la ha llevado por media España desde que la iniciara en 1992. Madrid, Bilbao, Las Palmas de Gran Canaria  han sido algunos de sus destinos, a los que se suma Lugo, donde se ha producido esta nueva polémica.

Comentarios