sábado. 02.03.2024

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torrelavega ha decidido continuar tramitando la causa por un presunto delito de malos tratos a animales domésticos contra un hombre que estaba al cuidado de 30 perros, de los que 29 murieron, mientras que la ha sobreseído contra el propietario de 18 de los canes fallecidos.

Según el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, los perros se encontraban alojados en una nave industrial de Tagle, en el municipio de Suances, y existen indicios de que su 'cuidador', E.M.G., dejó de proporcionarles bebida y alimentos, por lo que 29 murieron y otro más quedó "famélico y al borde de la muerte".

La muerte de este último fue evitada por la intervención realizada en la nave por agentes del Servicio de protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil el 15 de enero de 2022.

Para el juez, existen "indicios racionales de criminalidad" contra el hombre que cuidaba a los animales, por lo que procede seguir los trámites por si los hechos investigados fueran constitutivos del citado delito de malos tratos. Sin embargo, ordena el sobreseimiento provisional en el caso del propietario de parte de los perros.

Tras conocerse esta decisión, la Federación Dean (Defensa Animal de Cantabria), que ejerce la acusación particular, ha recurrido el archivo de la causa para que el proceso continúe también para el propietario de los perros muertos, al considerar que existen "sobrados indicios" de su participación en los hechos "como coautor o, al menos, cooperador necesario".

En su recurso, Dean recuerda que los agentes del Seprona que acudieron a la nave encontraron 18 perros muertos, "muy posiblemente por falta de alimentos y abandono". Además, dentro de bolsas o semienterrados, se hallaron más restos de perros, "pudiendo haber hasta 11 cadáveres, si bien no se puede concretar la cantidad por el avanzado estado de descomposición".

Los dos hombres, de 29 y 25 años, fueron detenidos en ese momento y, según Dean, pese a la "multitud de indicios y evidencias que indican de forma clara" la implicación de los dos acusados, el juez ha ordenado el archivo de la causa contra el propietario de los animales, H.C.P., entendiendo junto al Ministerio Fiscal, que no existen pruebas de que los perros muriesen mientras estaban bajo su cuidado.

Por ello, la asociación ha presentado un recurso de apelación sustentado en la existencia de "múltiples pruebas, indicios y contradicciones en las que incurre el propietario de los animales en los interrogatorios practicados en sede judicial".

El juez continúa la causa contra el 'cuidador' de 29 perros muertos, pero no contra su...
Comentarios