miércoles. 29.05.2024

Los jóvenes cántabros son los más indecisos de España respecto a su futuro profesional, pues el 44,3% de los estudiantes preuniversitarios aún no tiene claro qué actividad profesional le gustaría ejercer en el futuro, según se desprende del último Informe Young Business Talents sobre las actitudes y tendencias de los jóvenes preuniversitarios españoles, promovido y realizado por ABANCA, ESIC, Herbalife Nutrition y Praxis MMT.

A pesar de esta incertidumbre mayoritaria, algunos jóvenes sí lo tienen más claro, y al 22,9% de los estudiantes cántabros le gustaría ser funcionario en un futuro, seguido de ser emprendedor (21,4%), ser empleado en una empresa (10%), y por último, ser profesional autónomo (1,4%).

En el ámbito nacional, los datos muestran que desciende la cantidad de jóvenes que les gustaría ser emprendedores, bien creando su propia empresa o siendo autónomos (33,9%), dato ligeramente menor al del año anterior (34,4%). También disminuyen los que quieren ser funcionarios (19,8%) y empleados por cuenta ajena (14%), mientras que crecen también los indecisos (32,4%).

Además, el 87,1% de los cántabros ve difícil o muy difícil alcanzar el éxito en el caso de que fueran ellos mismos los emprendedores, dato superior al de la media nacional (85,5%); pero entre los motivos por los emprenderían y montarían su propia empresa se encuentran hacer lo que les gusta (36,6%) y ser sus propios jefes (29,3%).

OPTIMISTAS CON EL FUTURO LABORAL

Preguntados por su visión sobre el futuro del empleo juvenil, el 34,3% de los jóvenes cántabros considera que la situación laboral será peor o mucho peor en los próximos cinco años. En este sentido, los de Cantabria se muestran más optimistas que el conjunto nacional, y es que este dato ha experimentado un aumento en el último año y los estudiantes españoles tienden a ser más pesimistas.

A nivel nacional el 41,4% de los jóvenes considera que la situación laboral será peor en un futuro, dato que contrasta con los resultados del año anterior, donde el 38% de los jóvenes se sentían preocupados.

Por género, los hombres son un poco más optimistas que las mujeres, mientras que por comunidades, son los de Andalucía y Canarias los que ven el futuro con más posibilidades, y los de Navarra y País Vasco los más pesimistas.

Entre las condiciones que más valoran los jóvenes cántabros a la hora de entrar a trabajar en una empresa, para el 40% la principal razón sería que hubiera un ambiente de trabajo agradable, seguido de estabilidad en el empleo (30%), y que sea una empresa innovadora y creativa, así como que por el trabajo tengan oportunidad de viajar (28,6%).

Por otro lado, entre los factores que los cántabros creen son más importantes para encontrar empleo destacan el interés y las ganas de trabajar (51,4%), tener un buen expediente académico (45,7%), y tanto los conocimientos como la experiencia (41,4%).

"El hecho de que para los jóvenes cántabros uno de los principales alicientes a la hora de trabajar para una empresa sea la estabilidad es una respuesta razonable y nada sorprendente, dadas las condiciones del mercado laboral en España. Desgraciadamente, nuestro país presenta las mayores tasas de desempleo de la UE, y este problema es aún mayor en el caso de los jóvenes, por lo que para ellos es fundamental encontrar la estabilidad y priorizan poder mantener un empleo en el tiempo a otras cuestiones", ha señalado el director del Informe Young Business Talents, Mario Martínez.

Además, preguntados por una posible movilidad internacional, Cantabria se sitúa como una de las comunidades más reticentes a este hecho. Aunque el 65,7% de los cántabros sí se marcharía fuera de España, este dato les convierte en la segunda región menos predispuesta a cambiar de país por razones de trabajo, solo por detrás de La Rioja (64,7%). A nivel nacional el porcentaje aumenta, siendo el 76,7% de los jóvenes españoles los que se muestran convencidos de irse fuera de nuestras fronteras para mejorar laboralmente.

EMPRESARIALES, ECONOMÍA O PEDAGOGÍA

Según los datos extraídos del VIII Informe Young Business Talents, el 48,6% de los jóvenes cántabros cree que su generación está mejor preparada que la de sus padres, posicionándose como los españoles que menos piensan esta tendencia. Este dato se encuentra muy por debajo al de la media nacional (62,7%), y destaca un cambio de tendencia pues este porcentaje desciende en más de veinte puntos de diferencia respecto a la encuesta del año 2018, cuando el 83,3% de los jóvenes españoles consideraba estar mejor preparados que sus padres.

En cuanto a si creen que lo que están estudiando les servirá para su carrera profesional, el 74,3% de los jóvenes opina que sí les será de utilidad, por encima de la media nacional (70,8%), un cambio de tendencia que refleja un aumento de respuestas positivas respecto al año anterior (68,4%).

Pero algo que sí tienen claro los jóvenes cántabros es que el 62,9% piensa estudiar una carrera universitaria cuando finalicen sus estudios actuales, una predisposición alta aunque sigue siendo inferior con la tendencia del conjunto nacional (67,8%). De los cántabros que tienen pensado seguir sus estudios en alguna carrera universitaria, los tipos de estudios que más interés les despiertan son empresariales (20%), economía (18%) y pedagogía (16%).

SOBRE EL ESTUDIO

El VIII Informe Young Business Talents ha sido promovido y realizado por ABANCA, ESIC Business and Marketing School, Herbalife Nutrition y Praxis MMT, organizadores del programa educativo de simulación empresarial Young Business Talents, que hace posible que estudiantes de toda España participen en la toma de decisiones de una empresa virtual.

El objetivo de esta investigación es conocer las actitudes y tendencias de los preuniversitarios españoles, así como identificar las cuestiones más relevantes que pueden influir en su futuro.

La encuesta ha sido realizada durante los meses de septiembre y noviembre de 2022 a un total de 10.641 estudiantes de entre 15 y 21 años que se han inscrito para participar en la edición 2022-2023 de Young Business Talents y que cursan los estudios de 4º de la ESO, 1º y 2º de Bachillerato y los ciclos básico, medio y superior de Formación Profesional.

Los jóvenes cántabros, los más indecisos de España respecto a su futuro profesional
Comentarios