miércoles 26/1/22
SANTANDER

IU denuncia un coste por intervención del externalizado Servicio de Emergencias Sociales de 6.000 euros

Miguel Saro ha criticado que al PP este servicio “solo le sirve como nicho de negocio con el que ensanchar sus excelentes relaciones con la gran empresa”.

Cada actuación de los Servicios Sociales de Santander tiene un coste de 6.000 euros, según denuncia IU

El concejal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Santander, Miguel Saro, ha afirmado que al PP los servicios sociales "solo le sirven como nicho de negocio con el que ensanchar sus excelentes relaciones con la gran empresa, o como cementerio de elefantes". Y ha añadido que "desde luego, no está en sus planes atender debidamente a su estado y desarrollo dentro de la esfera de lo público, sino más bien reorientar todas las políticas sociales hacia su paulatina externalización o desaparición".

Saro ha realizado esta valoración después de preguntar en el último Pleno por el "externalizado" Servicio de Emergencias Sociales (SESS), que entró en servicio hace un año como una herramienta para "dar respuesta a situaciones de emergencia social y de exclusión social que se produzcan en la vía pública, domicilios particulares, o en cualquier otro lugar de Santander de forma inmediata.

"Apenas dos meses después, a la hora de valorar el primer año del SESS, externalizado para mayor suerte de Eulen, descubrimos asombrados e indignados, que los 132.000 euros que han supuesto para las arcas públicas la puesta en marcha de dicho servicio, han servido para realizar un total de 22 intervenciones a lo largo de 2016. Por lo que el ratio del costo/servicio alcanza dimensiones propias de algún emirato petrolero, con 6.000 euros por intervención realizada. Y todo eso tras rechazar el refuerzo de unas plantillas de trabajadores municipales que a diario efectúan decenas de intervenciones", denuncia.

IU sostiene que las necesidades en esa materia, a nivel local, eran otras, y que las tareas para las que se certificaba la creación del SESS "podían asumirse desde la plantilla municipal, por supuesto después de reforzar dicha plantilla, que actualmente se encuentra sobrecargada y al límite de su operatividad".

En el pleno de diciembre, IU presentó alegaciones a los presupuestos de 2017, solicitando sin éxito el refuerzo de las Unidades de Trabajo Social de Santander, con un coste de 262.000 euros para un total de 11 nuevas contrataciones municipales, que incluían la puesta en servicio del primer equipo de intervención familiar de la ciudad de Santander.

Umbral de coste

La réplica la ha dado la concejala de Familia y Servicios Sociales, María Tejerina, quien ha opinado que Izquierda Unida quiere eliminar el servicio de emergencias sociales, y ha preguntado dónde pone esta formación "el umbral de coste o rentabilidad cuando se trata de atender a personas que lo necesitan y requieren una primera atención urgente de los servicios sociales".

Tejerina ha mostrado así su "preocupación" por el concepto que tiene Saro respecto a la atención social urgente, y ha lamentado que se pretenda evaluar la labor de un servicio como éste "con un criterio puramente economicista" que demuestra "muy poca sensibilidad" hacia las personas más vulnerables y hacia la tarea que desempeña este equipo.

La concejala de Servicios Sociales ha recordado que se trata de un servicio, atendido por ocho profesionales, que trabaja los 365 días del año, noches y fines de semana, ofreciendo, en coordinación con los cuerpos de seguridad y emergencias, una primera atención urgente que no puede prestarse por el personal municipal.

"Al señor Saro se le hace caro, pero lo que no nos ha dicho es cuál es, en su opinión, el número de actuaciones para que este servicio le parezca rentable o qué precio pone él a tener la garantía de que pase lo que pase, sea fin de semana o madrugada, los santanderinos tienen un servicio de intervención inmediata para dar respuesta a cualquier urgencia social", ha apostillado.

Además, la concejala de Familia y Servicios Sociales ha acusado al portavoz de IU de mentir cuando sostiene que esa atención se podría prestar con personal municipal, porque el horario de los trabajadores de servicios sociales termina a las tres de la tarde y los que tienen disponibilidad fuera de ese horario tienen un máximo de horas anuales, tal como se le explicó ya en el último pleno.

Tejerina ha insistido en que Saro "miente y lo hace a sabiendas", lo que, en su opinión, "sólo puede significar que quiere prescindir del servicio de emergencias sociales".

También ha rechazado sus críticas sobre la plantilla de servicios sociales y ha subrayado la "apuesta inequívoca" del equipo de gobierno por reforzar el personal de este área, como se ha demostrado -dice- con la reciente incorporación de 12 trabajadores y con la próxima convocatoria de oposiciones para cubrir dos plazas de trabajadores sociales.