sábado 4/12/21
CANTABRIA

Una investigación científica revelará el alcance de los tesoros de la Cueva Áurea

Las pinturas rupestres fueron descubiertas en marzo en una zona repleta de enclaves de gran valor cultural.

Una de las pinturas de la cueva, que podrían proceder del Paleolítico.
Una de las pinturas de la cueva, que podrían proceder del Paleolítico.

El descubrimiento de esta cueva con pinturas paleolíticas el pasado mes de marzo en el municipio de Peñarrubia, situado en el Desfiladero de la Hermida, ha creado una gran expectación.

El alcalde del lugar y presidente del Grupo de Acción Local Saja-Nansa, Secundino Caso, ha reconocido el creciente interés de locales y foráneos por el hallazgo en su entrevista con el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Ramón Ruiz. El edil, por su parte, ha anunciado que “se pondrá en marcha una investigación científica para ver el alcance de los tesoros que pueda encerrar la Cueva Áurea y, a partir ahí, ver la posibilidad de abrirla a las visitas”.

El alcalde de Peñarrubia ha pedido al consejero que agilice la investigación científica de esta cueva y de las otras dos pequeñas galerías situadas al otro lado del puente para comprobar si hay más pinturas. “Estamos interesados en tener este recurso activo, porque se acerca la celebración del Año Jubilar Lebaniego en 2017 y es importantísimo dinamizar los recursos culturales y paisajísticos”, ha asegurado Caso.

Zona de interés cultural

Hay que tener en cuenta que en esta área geográfica se encuentra enclaves de gran valor cultural, como la Cueva de Chufín, la Casona de Tudanca, la Ferrería de Cades o las cuevas del Bajo Nansa y de Val de San Vicente.

La cueva Áurea, denominada así por el nombre de una pastora que acostumbraba a cuidar las cabras en las inmediaciones de este yacimiento, contiene pinturas con distintas figuras geométricas, manchas, discos, puntos y signos de colores rojo y ocre, que pueden pertenecer a la cultura premagdaleniense (unos 20.000 años de antigüedad) del periodo Paleolítico.

La cavidad está ubicada sobre el coto de pesca denominado 'El pozo del Infierno', a unos 50 metros sobre el río Deva. De confirmarse la datación de las pinturas con la investigación científica, la cueva Áurea sería el primer sitio con arte rupestre paleolítico en el valle del Deva.

Las pinturas fueron descubiertas el pasado 3 de marzo por el presidente del Club de Espeleología de Sabadell, Manel Lleras, y su mujer, Raquel Hernández, que lo pusieron en conocimiento de los técnicos del Museo de Arqueología y Prehistoria de Cantabria.

Comentarios