martes 7/12/21
ADMINISTRACIÓN

La Intervención General de Cantabria emite su opinión “desfavorable” sobre las cuentas anuales de la Fundación Comillas

En otro punto, el informe determina que “existen dudas razonables acerca del cumplimiento del principio de empresa en funcionamiento, así como de la capacidad del ente de continuar con su actividad en el futuro”.

fundacioncomillas
Sede de la Fundación Comillas

La Intervención General de la Administración de la Comunidad Autónoma de Cantabria ha emitido un Informe Definitivo de Auditoria de Cuentas Abreviadas del ejercicio 2017de la Fundación Comillas del Español y la Cultura Hispánica, en el que el interventor general, Pedro Pérez Eslava, y la subdirectora general de Control Financiero, Ainhoa Espejo, expresan su opinión “desfavorable”. En el informe, emitido el pasado 4 de septiembre y al que ha tenido acceso eldiariocantabria, Pérez Eslava y Espejo consideran que “las cuentas anuales de la Fundación Comillas, correspondientes al ejercicio 2017, no expresan, en todos los aspectos significativos, la imagen fiel del patrimonio, de la situación financiera, de los resultados de la entidad y de la ejecución presupuestaria, ni contienen la información necesaria para su interpretación y comprensión adecuada de conformidad con las normas y principios contables que le son de aplicación”.

En otro punto, el informe determina que “existen dudas razonables acerca del cumplimiento del principio de empresa en funcionamiento, así como de la capacidad del ente de continuar con su actividad en el futuro”.

Las circunstancias que a juicio del interventor general de la Administración de la Comunidad Autónoma de Cantabria y de la subdirectora general de Control Financiero constituyen “factores causantes” de esa “duda” son, entre otras, las siguientes:

El plan de reestructuración de la Fundación Comillas y de su filial (Sociedad de Activos Inmobiliarios Campus Comillas, SLU), aprobado por el Patronato el pasado 1 de febrero, fue aprobado “sin dar información relativa a los riesgos y al coste económico que asumiría cada ente en el proceso de reestructuración”.

El patrimonio neto de la Fundación a 31 de diciembre de 2017 arroja un saldo negativo de 813.000 euros, que arrastra de ejercicios anteriores. Así, el ente presenta excedentes negativos de ejercicios anteriores tanto en 2017 como en 2016 por importe de 7,5 millones de euros y 6,5 millones de euros, respectivamente, excedentes negativos que según establece el informe “tienen causa en la minusvaloración de la participación del patrimonio neto de su Sociedad Participada”.

El informe establece también que “los ingresos propios de la Fundación hasta el año 2016 no eran suficientes para financiar el mantenimiento del Campus”, lo que provocó “el incremento de la aportación dineraria recibida del Gobierno de Cantabria en 1,1 millones de euros, lo que “supone un aumento del 26% respecto a la aportación recibida en el ejercicio anterior con el objeto de financiar el gasto por el arrendamiento del Campus Comillas”, que asciende a 4,1 millones de euros anuales, “y los gastos de mantenimiento del mismo”, que ascienden a 825.000 euros al año. “Las aportaciones procedentes de los patronos y los ingresos por actividad propia han descendido”, mientras que “el ente ha visto incrementada la aportación del Gobierno de Cantabria”, añade el informe.

Comentarios