martes. 07.02.2023

La Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria ha lanzado, con el apoyo de la Cámara de Comercio, el Plan Renove del Mueble, un programa que repartirá 5.100 bonos con descuentos de 30, 40 y 50 euros (200.000 euros en total) para compras a partir de 300 euros en muebles para el hogar, y que espera lograr un impacto en ventas de 2,5 millones de euros.

Según ha explicado el consejero de Industria, Javier López Marcano, se trata de un plan de choque para incentivar el consumo en el sector del comercio minorista del mueble, que ha registrado una notable caída de ventas, tanto por el parón del mercado inmobiliario como por el descenso de compra de primera vivienda. Todo ello en un contexto complicado por la guerra de Ucrania, cuyos efectos, entre otros, han supuesto un incremento de precios de materias primas, energía, transporte y logística, ha recordado el consejero.

De los 5.100 bonos disponibles, 2.000 son de 20 euros de descuento para compras de entre 300 y 400 euros; otros 1.500 de 40 euros de descuento para ventas de 400-500 euros; y 1.600 bonos de 50 euros para compras de más de 500 euros.

Una vez publicado el programa este jueves en el Boletín Oficial de Cantabria (BOC), se abre ahora un plazo de 10 días para que los establecimientos de muebles interesados en participar formalicen su adhesión.

El cupo máximo de empresas que se pueden adherir al programa son 100. Si se alcanza ese número, cada establecimiento tendrá un máximo de 51 bonos por un total de 2.000 euros para poder aplicar: 20 de 30 euros de descuento cada uno; 15 de 40 euros de descuento; y 16 bonos de 50 euros de descuento cada uno.

La apertura del plazo para la adquisición de los bonos se realizará tras la finalización del proceso de adhesión de los comercios y se dispondrá de un periodo de 30 días naturales para la ejecución de la campaña. La Cámara de Comercio se encargará de todos los trámites relacionados con la adhesión de establecimientos, el envío de tickets y el pago.

Los bonos se podrán usar para la compra de muebles para el equipamiento del hogar: los muebles de dormitorio (incluidos los armarios), salón-comedor, cocinas, muebles de baño, sofás, recibidores y muebles auxiliares en general. Respecto a los muebles de cocina, computarán como un único mueble. Quedan excluidos los muebles de jardín, artículos decorativos, espejos, equipamiento textil, colchones y los artículos de iluminación. Se excluyen también los muebles en kit, es decir, aquellos que se comercializan desmontados y donde el montaje es por cuenta del comprador o se facilita por el vendedor como un servicio accesorio o adicional.

Los muebles deberán destinarse al uso doméstico, no siendo subvencionables los que se destinen a locales o dependencias dedicadas a la prestación de servicios o actividades empresariales. No serán subvencionables las ventas o reservas realizadas con anterioridad al inicio del periodo de vigencia del plan, ni con posterioridad a su fecha de fin, por expirar el plazo de vigencia o por agotamiento del crédito destinado a este efecto.

Comentarios