domingo 23/1/22

La Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio del Gobierno de Cantabria ha concedido una subvención de 233.629 euros a la empresa OMT Recycling Project, ubicada en el Parque Empresarial Besaya en Reocín, para un proyecto que le permitirá aumentar en más del doble su capacidad productiva, mediante la incorporación de tecnología de última generación a la segunda línea de producción de PET reciclado que pondrá en marcha a finales de este año.

La empresa, perteneciente al grupo Formaspack, tiene previsto invertir cerca de 1,5 millones de euros en este proyecto que supondrá la creación de al menos 15 nuevos puestos de trabajo, según ha destacado el consejero de Industria, Javier López Marcano, ha indicado el Ejecutivo autonómico en nota de prensa.

La Consejería contribuirá a esta inversión con una subvención del 15,75% del total, a través de la línea de ayudas CRECE 2. Esta convocatoria de concurrencia competitividad, que cuenta con una dotación total de 5 millones de euros, busca incrementar la productividad y competitividad de la industria cántabra y está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

En total 65 pymes han presentado a esta línea de la Dirección General de Industria inversiones productivas que suman más de 32 millones de euros en adquisición de terrenos, bienes de equipo, nuevas instalaciones, activos inmateriales o servicios externos de consultoría.

OMT es una empresa de reciente creación dedicada a la fabricación de PET reciclado, una materia prima -en forma de granza- que procede de botellas de agua y refrescos que ya han sido consumidos y cuya aplicación es la fabricación de nuevos envases (bandejas para alimentos, láminas y botellas).

El proceso novedoso de OMT permite aprovecharse de la circularidad del PET ofreciendo materia prima reciclada de alta calidad y garantizando la seguridad alimentaria.

OMT Recycling Project ha comenzado su actividad a principios de este año en una fábrica de 2.400 m2 construida en una parcela de más de 8.000 m2. Está prevista la construcción, en una segunda fase, de otro pabellón industrial anexo al actual, de 2.000 m2.

Actualmente la empresa cuenta con una línea de producción de PET reciclado y tiene previsto poner en funcionamiento a comienzos de 2022 una segunda línea, dotada con tecnología de última generación -un reactor SSP- que permite la descontaminación total de la materia prima utilizada, procedente mayoritariamente de botellas recicladas, y la elevación de la viscosidad para obtener un plástico rPET de alta pureza.

El consejero ha llamado la atención sobre la envergadura de la inversión proyectada por OMT y ha destacado que es un proyecto de gran interés para la cuenca del Besaya que contribuirá a generar actividad económica y empleo, y a la dinamización de la misma.

Para Marcano, se trata de una inversión "estratégica" de cara al futuro, por varios motivos. En primer lugar, ha señalado que la nueva maquinaria, procedente de Austria, permitirá a la empresa cántabra producir un material reciclado con las mismas propiedades que el material virgen, en cuanto a descontaminación, seguridad alimentaria y viscosidad.

Además, la nueva instalación permitirá a OMT multiplicar por más de dos la producción de PET reciclado, pasando de las 10.000 toneladas año previstas en 2021, a más de 27.000 en 2022. Y en tercer lugar ha señalado que en la próxima década el PET reciclado será el material plástico por excelencia para los mercados alimentarios.

La legislación europea obliga a que en el año 2025 el contenido de PET reciclado en las botellas sea de un 25% y en el año 2030 de un 30%. "No es difícil pensar que esos porcentajes vayan creciendo exponencialmente en los siguientes años", ha concluido el titular de Industria.

Industria impulsa a OMT Recycling Project, que creará 15 puestos de trabajo
Comentarios