viernes. 27.01.2023

Existen numerosos problemas por los cuales los vehículos suspenden la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Los más comunes entre los conductores se relacionan con las luces de sus vehículos pero, últimamente, se ha detectado un problema que está acarreando numerosos suspensos en coches matriculados a partir del año 2008.

Para que nuestro coche no supere la ITV tiene que darse un fallo considerado como "grave", y es el caso que se está repitiendo en estos vehículos matriculados desde el año 2008 en adelante. La culpa la tiene el testigo MIL (Malfunction Indicator Light), un símbolo de color amarillo con forma de motor que aparece en el cuadro de instrumentos. 

Este indicador puede encenderse y apagarse inmediatamente según pongamos en marcha el motor, lo que significa que puede existir una avería leve o un funcionamiento anómalo en el motor.

También puede mantense fijo durante todo el tiempo en el que el vehículo esté en funcionamiento, lo que indicaría que el defecto está relacionado con la inyección, la combustión o con un problema de alimentación.

Lo más probable es que este símbolo encendido no comprometa el buen funcionamiento del vehículo, pero el coche no superará la ITV. Este fallo afecta a los vehículos a partir del año 2008 porque los técnicos encargados de pasar la ITV no están obligados a comprobarlo en coches anteriores a este año.

Comentarios