jueves. 22.02.2024

La Guardia Civil de Tráfico ha detenido a cinco personas por la presunta alteración de los parámetros del aparato tacógrafo en una veintena de tractocamiones.

Los arrestados, en el marco de la operación 'Jándalo' iniciada en Cantabria, son dos administradores de tres empresas de transportes ubicadas en Jaén, y tres responsables de un Centro de Inspección y Ensayo de tacógrafos, de la misma provincia andaluza.

La investigación comenzó en febrero del año pasado a raíz de una inspección a un vehículo de transporte de mercancías en la Autovía de la Meseta A-67, realizada por una patrulla de motoristas del Sector de Tráfico de la Benemérita de Cantabria, informa este Cuerpo en una nota.

Los agentes observaron que estaban alterados los parámetros de calibración del tacógrafo, arrojando una desviación del 11,9% (lo legalmente tolerable no debe superar el 4%). Dicho aparato es el encargado de registrar las horas de conducción y descanso del conductor, o la velocidad y los kilómetros recorridos del vehículo, entre otras cuestiones.

INVESTIGACIÓN

Tras esto, componentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (G.I.A.T.) del instituto armado comenzaron la investigación averiguando la empresa de transportes titular del camión inspeccionado, relacionada con dos administradores vinculados a su vez a tres empresas y a un total de 150 vehículos, ubicados en Jaén.

A partir de entonces, colaboraron con la investigación efectivos del GIAT del Subsector de Tráfico de esa provincia andaluza y también del GIAT Central de Madrid.

El análisis de la documentación de los 150 vehículos llevó a un único Centro de Inspección y Ensayo de Jaén, donde presuntamente se podían alterar los parámetros del tacógrafo. Existían "claros indicios" de que 19 tractocamiones más podían tener el aparato manipulado.

Durante las pesquisas, los motoristas con dedicación preferente a la inspección del transporte de la Guardia Civil de Cantabria inspeccionaron tres vehículos más que circulaban por carreteras de esta comunidad autónoma y pertenecientes a las empresas de Jaén, y que arrojaban una desviación en los parámetros del tacógrafo superior a un 7%.

Posteriormente, componentes del GIAT de Cantabria con apoyo de estos grupos de Jaén y Madrid se desplazaron hasta la empresa sospechosa para localizar los 16 vehículos restantes, que estaban circulando por toda España, para proceder a su inspección y verificación. Fue necesario para ello el apoyo de distintos componentes de la Agrupación de Tráfico de la Benemérita de otras provincias, así como la colaboración de los Mossos D` Escuadra.

PELIGRO PARA LA SEGURIDAD VIAL

Localizados los tractocamiones se constató la alteración de los parámetros de los tacógrafos, lo que constituye "un peligro" para la seguridad vial, al afectar a valores de calibración que no deben superar el 4% legalmente tolerable.

Esas modificaciones ofrecen al conductor la posibilidad de circular a mayor velocidad y, por lo tanto, recorrer más kilómetros, revistiendo una "especial gravedad" que afecta directamente a los sistemas de seguridad como el frenado, estabilidad o tracción, al tratarse de vehículos con unas dimensiones y masas considerables, además de la competencia desleal para el resto del sector.

 

Cinco detenidos por alterar los tacógrafos de 20 camiones tras una operación iniciada...
Comentarios