jueves 21/10/21
EMERGENCIAS

Un incendiu istruyi un casetu en Celis

casetucelis
Casetu alampáu en Celis | 112 Cantabria

Bomberos del Sirviciu d'Emergencias 112 del Gubiernu de Cantabria apagarin esta madrugaa un incendiu n'un casetu de al pie de 15 metros cuadraos en Celis (Runansa). El casetu, utilizáu para guardá-los aperios, quedó alampáu deajechu, peru ensin dingún hiríu.

El Centru d'Atinción d'Emergencias 112 ricibió una llamaa del propietariu del casetu alertando del casu a las 04:30 horas, momentu nel que se muvilizó para atendé-l sucesu a los bomberos autonómicos del parqui de Valdáliga, que marcharin con una bomba rural pesaa y una autuscala, y tamién si dió avisu a la Guardia Civil. La custrución, de una altura y situaa a diez metros de la casa, estaba cumpuesta por un casetu de maera y teja junta un envernaeru nel que se guardaban dos bombonas de butanu, leña, bastanti jarramental y una batiría de cochi. Los bomberos dierin en apagá-l juéu, refrescando de cuntinu la zona dibíu al material altamenti cumbustibli. Ya de controláu y istinguíu l'incendiu, revisarin con cámara térmica pa asigurá-la inesistencia de puntos calientis encultos que jueran a reavivá-las llamas. El casetu quedó estorregáu tres el incendiu.


Un incendio destruye un cobertizo en Celis

Bomberos del Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria han extinguido esta madrugada un incendio originado en una edificación de unos 15 metros cuadrados en Celis (Rionansa). La caseta, utilizada para guardar herramientas del campo, ha quedado completamente afectada, pero no se han producido heridos.

El Centro de Atención de Emergencias 112 ha recibido una llamada del propietario del inmueble alertando del incidente a las 04:30 horas, momento en el que se ha movilizado para atender el suceso a los bomberos autonómicos del parque de Valdáliga que se han desplazado con una bomba rural pesada y una autoescala, y también se ha dado aviso a la Guardia Civil. La edificación, de una altura y situada a diez metros de la vivienda, estaba compuesta por un cobertizo de madera y teja junto a un invernadero en el que se guardaban dos bombonas de butano, leña, bastantes herramientas y una batería de coche. Los bomberos procedieron a sofocar el fuego, refrescando continuamente la zona debido al material altamente combustible. Una vez controlado y extinguido el incendio, han revisado con cámara térmica para asegurar la inexistencia de puntos calientes ocultos que pudieran reavivar las llamas. El cobertizo ha quedado colapsado tras el incendio.

Comentarios