sábado 21/5/22

La Policía Nacional ha detenido a un hombre de 40 años como presunto autor de un delito de robo con fuerza en un establecimiento de hostelería en la zona del centro de Santander.

El robo se produjo en la madrugada del 1 de abril y fue denunciado en dependencias policiales el día 4 por el propietario del bar, que manifestó que habían forzado la máquina registradora y sustraído de su interior unos 2.000 euros, además de unos 12 kilos de productos comestibles y 40 litros de bebidas del local.

El dueño se percató de lo ocurrido al llegar a su establecimiento para comenzar la jornada laboral, cuando observó que la puerta se encontraba abierta y el interior revuelto.

El Grupo Segundo de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura Superior se encargó de las gestiones y, junto a los informes emitidos por la Brigada Provincial de Policía Científica, logró identificar al autor de los hechos.

Así, el día 2 de mayo el grupo segundo localizó al sospechoso en una calle del centro de Santander y lo detuvo como presunto autor de un delito de robo con fuerza, tras lo que fue puesto a disposición judicial. Según ha informado la Policía, el detenido cuenta con numerosos antecedentes y es conocido en el ámbito policial por su actividad delictiva.

La Jefatura Superior de Policía de Cantabria recomienda para evitar posibles robos en establecimientos dejar todo perfectamente cerrado y activar la alarma y demás medidas de seguridad una vez finalizada la jornada, así como instalar un sistema de grabación de imágenes acorde a las dimensiones del establecimiento, mejorando la calidad y el mantenimiento de las cámaras.

También insta a no acumular dinero en las cajas registradoras, fijando una cantidad y retirando el exceso cuando se alcance, reservando lo necesario para garantizar el cambio. Igualmente, pide depositar el dinero y los objetos de valor en un lugar seguro, caja fuerte o similar.

Comentarios