domingo. 26.05.2024

La santanderina calle Hernán Cortés aspira a convertirse en la nueva zona de moda en la capital cántabra, con su oferta de ocio centrada en la gastronomía, la moda, el arte y la música. Y al menos cuando cae la lluvia –como lo está haciendo estos días de agosto–, lo consigue.

La céntrica calle, ubicada detrás del Paseo de Pereda y que abarca desde Puertochico hasta la Plaza de Pombo, se ha convertido en una de las arterias más comerciales de Santander, con sus locales de gastronomía, moda y arte en los bajos de edificios del siglo XIX. Hernán Cortés se ha erigido como la alternativa a la playa para santanderinos y visitantes para pasear cuando el sol se esconde

Hernán Cortés, la alternativa a la playa cuando cae la lluvia sobre Santander