sábado. 02.07.2022
CAMARGO

Habilitados nuevos aparcamientos en el Centro de Salud José Barros

También se están llevando a cabo tareas que también incluyen el cambio de ubicación de las plazas destinadas a los conductores con movilidad reducida para ganar en amplitud y en comodidad.

Camargo
Previamente se tomaron otras medidas como la colocación de bolardos en un lateral del edificio para evitar que los coches aparcasen sobre la acera

Los usuarios que acudan en sus vehículos al Centro de Salud José Barros pueden hacer uso ya desde hace unos días de las nuevas plazas de aparcamiento habilitadas por el Ayuntamiento de Camargo, dentro de los trabajos que se están realizando y que buscan mejorar los accesos a estas dependencias médicas ubicadas en pleno centro urbano.

Para ello, empleados municipales y personal contratado por el Ayuntamiento proveniente del desempleo en el marco de la Orden de Corporaciones Locales del Gobierno de Cantabria están llevando a cabo tareas que también incluyen el cambio de ubicación de las plazas destinadas a los conductores con movilidad reducida para ganar en amplitud y en comodidad, que se han provisto de un pavimento especial y se han situado a la izquierda de las escaleras principales, en el espacio que ocupaban antes las plazas reservadas al personal.

Esos espacios de aparcamiento reservados se han trasladado hasta la plazoleta central, de donde se ha retirado el monolito del doctor José Barros para colocarlo junto a la entrada del edificio. De manera complementaria, la acera principal situada frente al edificio también se está ampliando, y las barandillas de las escaleras se van a someter a trabajos de mejora y pintado.

Para llevar a cabo estos trabajos aún en marcha se ha contado con la colaboración de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria que ha dado su autorización para poder llevarlos a cabo, así como de la Policía Local de Camargo que ha contribuido al diseño de la reordenación del tráfico en el entorno del centro de salud.

Hay que recordar que previamente se tomaron otras medidas como la colocación de bolardos en un lateral del edificio para evitar que los coches aparcasen sobre la acera, o la habilitación de plazas de estacionamiento reservadas para los profesionales sanitarios que realizan servicios de atención domiciliaria urgente.

Comentarios