domingo 26/9/21
SOCIEDAD

Guía para elegir el frigorífico más adecuado

Siempre hay que tener en mente qué necesidades tiene que cubrir el frigorífico en el hogar
Siempre hay que tener en mente qué necesidades tiene que cubrir el frigorífico en el hogar

Antes de dar el paso de comprar un frigorífico nuevo hay una premisa que no debe olvidarse y es que éstos, por lo general, pueden llegar a durar entre 10 y 20 años. Es decir, que se trata de una inversión que ha de hacerse pensando en el largo plazo porque, a la larga, acabará por ser esta opción mucho más rentable. Con el paso de los años, las características, consumo o funciones de los frigoríficos han ido cambiando y ampliándose por lo que siempre hay que tener en mente es qué necesidades tiene que cubrir éste en el hogar. Obviamente, no será igual un frigorífico para una sola persona, que para una familia o para alguien que siempre cocina en casa o el que pide para llevar. Teniendo esto claro, esta es la guía a seguir.

    - Marcas. No es cuestión de dejarse llevar, directamente, por las empresas que sean más fuertes en el mercado pero como se comentó al principio, el que un frigorífico sea algo más caro que otro no debería ser razón suficiente para descartarlo sin más. Además, gracias a Internet se pueden encontrar importantes marcas a buenos precios. Por ejemplo, buscando un poco se da con frigoríficos Liebherr económicos. Esta firma cuenta con un buen número de modelos, por lo que siempre se puede dar con el adecuado. Por si fuera poco, la mayor parte de los mismos cuenta con una eficiencia energética elevada (A++ o A+++) y esto se traducirá en ahorro mes a mes.

    - Espacio. Por supuesto, antes de nada hay que ver con qué espacio se cuenta en la cocina y hacia dónde tendrá que abrirse el frigorífico (en el caso de optar por aquellos que sólo tienen una puerta) para que se pueda usar con comodidad.

    - Hábitos de compra. Hay algunas personas que prefieren cocinar una vez por semana y dejar todo congelado para tener más tiempo libre durante la semana. Otras, por el contrario, apenas pasan por la cocina salvo para lo imprescindible. También hay familias numerosas que cuentan con necesidades especiales y que requerirán de mucho más espacio. Más allá del diseño hay que centrarse en estos aspectos porque son los que supondrán el acierto o el error en la compra del frigorífico.

    - Eficiencia energética. A estas alturas son muchas las personas que valoran este aspecto como uno de lo más importantes en la compra de cualquier electrodoméstico. Hay que tener en cuenta que supone una ventaja en dos sentidos. Por un lado, no se desperdicia energía y, por otro, ese ahorro se verá reflejado en la factura de la luz.

    - Extras. Hablamos de que cuenten con compartimentos y bandejas que se puedan ajustar o de que pueda generar hielo y dispensarlo (también los hay que dispensan agua). Son valores a considerar cuando se tienen dudas entre varios modelos.

    - Hacer un conjunto. El frigorífico no debería desentonar con el resto del estilo que se haya establecido para la cocina, aunque siempre hay opciones para hacer que éste, incluso, se camufle