lunes 29/11/21
CANTABRIA

Una gran oportunidad para crear un proyecto de vida

El Centro de Día de Rehabilitación Jofré  trabaja día a día con personas afectadas por una enfermedad mental.

“Este centro es todo para mí”, asegura uno de los miembros.
“Este centro es todo para mí”, asegura uno de los miembros.

El Centro de Día de Rehabilitación Psicosocial Jofré es un espacio único, en el que las personas afectados por una enfermedad mental son capaces de desarrollar diferentes actividades que les permiten explorar sus capacidades. El Doctor Luis Ángel López Menéndez, presidente del centro, asegura que lo más importante en estos casos es conseguir crear un proyecto vital. “La rehabilitación y la medicina deben ir de la mano para poder alcanzar los objetivos deseados. Es imprescindible que exista un objetivo de vida, que no se escondan y se aíslen de la sociedad. Son personas que deben lidiar en su día a día con una enfermedad y aprender a convivir con ella”.

Para ayudarles a recorrer este camino son acompañados por los profesionales del centro, como es el caso de Roberto y Susana, que conviven con casos que se encuentran en todas las fases. “La experiencia nos dice que hay pequeños síntomas que hacen indicar lo que está sucediendo. Cuanto antes se identifique un caso, más fácil es que los usuarios puedan recuperar habilidades perdidas”, asegura Roberto, psicólogo.

El Centro Jofré abre sus puertas de 8:30 a 17:00 horas los 365 días del año, ofreciendo  el servicio de comedor. “Para muchos puede parecer algo complementario, pero si no fuera por esto, algunos de ellos no podrían completar sus comidas diarias”.  Allí se ha creado un campamento base que ayuda a que estos usuarios desarrollen diferentes actividades en un clima adecuado y óptimo para lograr los mejores resultados. Cada caso es diferente y por eso se hace un seguimiento permanente y muy personalizado de la situación que viven en su entorno. “Hay que armonizar los tratamientos en función de las necesidades de cada uno y por eso también nos gusta centrar la atención en las familias, que son esenciales a la hora de reconducir la situación”, matiza Susana.

Orientarles y conseguir que colaboren durante todo el proceso es muy importante para conseguir resultados positivos. “Tanto los ambientes de sobreprotección como los de abandono son contraproducentes. Es importante que entiendan la situación y lo que necesita el afectado en esos momentos. Debemos dejar atrás el desgaste lógico sufrido por una situación así y también la impotencia que genera en muchas ocasiones para poder estar a su lado y ayudar”, comenta Roberto.

Uno de los talleres que semanalmente realizan en el Centro Jofré es el de radio. Desde allí, se lleva a cabo un programa, dirigido por Antonio Mora, por el que han pasado distintas personalidades de la actualidad de Cantabria. Desde políticos, a cantantes o periodistas. Además, ellos mismos realizan espacios monográficos en los que pueden tratar los temas que más les interesan. Ese es el caso de Jesús, apasionado por la pintura y que habló sobre el trabajo de Vincent Van Gogh. “Aquí estoy muy contento porque he aprendido muchas cosas y participo en talleres de dibujo”, comenta.

“Este centro es todo para mí”, asegura Reyes, que ayuda en las labores de comedor y que desde el primer día se ha sentido cómoda con el resto del grupo. Esta afirmación es algo en lo que coinciden todos los usuarios. “Ser enfermo mental es duro, pero aquí nos tratan de igual a igual y con muchísimo cariño”, declara Patricia.

Enrique, por su parte, lleva ya seis años en el centro y asegura haber notado un importante avance trabajando en actividades de memoria y cognitivas con los profesionales del centro. También hay espacio para el deporte y Luis, un usuario cuyo hobby principal es el culturismo, asegura que como mejor se lo pasa es en las actividades deportivas, al igual que Salvador, que además ha preparado un programa de radio en torno a los platos típicos de la región, otra de sus grandes pasiones. 

Desde el centro se organizan diferentes salidas y actividades que permiten a los usuarios continuar en contacto con la sociedad y disfrutar de su tiempo libre. “Siempre he ido a la huerta, desde que era muy pequeñita, y aquí he podido volver a hacerlo”, declara orgullosa María Ángeles.

Una de las personas más activas del centro es Javier Movellán, que ha puesto en marcha la primera Asociación de Usuarios de toda la región. “La idea nació después de una jornada informativa en la Magdalena. Allí vi que existía una en Valencia y busque si había algo parecido en Cantabria. Al ver que no, decidí poner en marcha la primera. Vemos como se toman las decisiones que nos conciernen sin que tengamos voz ni voto y nos gustaría ser escuchados”. Los objetivos de cara al futuro pasan por conseguir que la evaluación de dependencia sea realizada por un auténtico especialista. “En la actualidad un fisioterapeuta se encarga de determinar qué grado de dependencia tenemos. Comprueba si podemos realizar las labores básicas del día a día. Yo puedo comer y ducharme solo, pero después de eso, ¿qué?”.

Mientras tanto, el Centro Jofré  seguirá trabajando para que todos puedan mejorar su calidad de vida y se sientan  en sus instalaciones como en casa.

Comentarios