viernes 27/5/22

Agentes del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) de Bilbao, pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía del País Vasco, han detenido en Guriezo a un hombre de 66 años, natural de Cantabria, sobre el que había en vigor dos reclamaciones judiciales: una por un Juzgado de Castro Urdiales que ordenaba su detención y puesta a disposición y otra por la sección 1ª de la Audiencia Nacional, en la que se decretaba su detención e ingreso en prisión por un delito de tráfico de drogas.

Según ha informado la Delegación del Gobierno en el País Vasco, la presencia de este individuo en la localidad cántabra de Guriezo fue detectada por un agente de la Policía Nacional que se encontraba libre de servicio y que dio aviso a los responsables policiales.

Tras activar los canales de coordinación y cooperación entre las Jefaturas Superiores de Policía de Cantabria y del País Vasco, finalmente fue esta última la que se ocupó de las gestiones para la detención del fugado.

Investigadores de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Bilbao confirmaron que el sospechoso tenía dos órdenes de detención en vigor y averiguaron que podría ocultarse en una parcela rústica ubicada en un pueblo de Guriezo, donde tiene un contenedor que usa como almacén.

Además, tuvieron conocimiento de que era muy escurridizo y reacio a colaborar con la justicia, por lo que diseñaron un dispositivo con la intervención directa del GOES.

Era muy escurridizo y reacio a colaborar con la justicia

Por todo ello, este pasado martes agentes del citado grupo especial se desplazaron hasta la posible ubicación del fugado y establecieron un cerco que, sin embargo, fue burlado por el sospechoso cuando se percató de la presencia de los agentes, huyendo monte a través tras saltar varias alambradas de espino, lo que no le sirvió para escapar, ya que a unos quinientos metros fue interceptado y detenido por los agentes.

Finalmente, al producirse la detención en la demarcación de la Guardia Civil, el hombre fue trasladado al puesto principal de la benemérita en Castro Urdiales, donde se han tramitado diligencias por estos hechos.

Comentarios