miércoles 27/10/21
CANTABRIA

Gobierno y UC defienden el proyecto IDERMAR pero se olvidan de los más de 4,3 millones de dinero público subvencionado

Mientras el consejero Francisco Martín valora la misión de la empresa con financiación pública y culpa al PP de su desaparición, el actual rector de la UC atribuye el concurso de acreedores a la crisis empresarial y la regulación del sector de las renovables.

El proyecto de Idermar se sustentaba en la construcción de un mástil meteorológico flotante
El proyecto de Idermar se sustentaba en la construcción de un mástil meteorológico flotante

El pasado 13 de julio se conocía que la empresa Investigación y Desarrollo de Energías Renovables Marinas, S.L. (Idermar) había sido declarada en concurso de acreedores. Creada en 2009, Idermar había sido financiada desde el ámbito público en un 20% - más de 4 millones de euros – por Sodercan, así como por la Universidad de Cantabria, a través del Instituto de Hidráulica Ambiental, también en otro 20%. En lo que respecta al sector privado, su principal accionista es la empresa Apia XXI, con un 40% del capital. Otro 20% está en manos de la empresa cántabra Oxital.

El proyecto de Idermar, tal y como informaba Sodercan, se sustentaba en la construcción de un mástil meteorológico flotante para investigar y analizar los datos meteoceánicos necesarios para la puesta en marcha de los parques eólicos marinos en aguas profundas, de más de 50 metros.

El proyecto de Idermar se sustentaba en la construcción de un mástil meteorológico flotante para investigar y analizar los datos meteoceánicos

La noticia, sin embargo, radica en que Idermar es una de las empresas participadas que aparecen en el informe sobre Sodercan realizado en 2011 por la Intervención General de la Administración de la Comunidad Autónoma de Cantabria, publicado recientemente por Podemos Cantabria. En dicho documento se pone de relieve un método dudoso en la financiación. De acuerdo a ese informe, Sodercan realizó transacciones económicas a favor de Idermar por valor de 4,3 millones de euros. La Intervención revela que del estudio de los acuerdos de financiación entre Sodercan e Idermar se desprende que esta última empresa ha sido una sociedad "puente" que ha "destinado al pago del proyecto desarrollado por Apia XXI de una plataforma marina".  

La Intervención General de la Administración de la Comunidad Autónoma de Cantabria subraya en su informe sobre Sodercan que en los contratos con Idermar por valor de 620.000, 50.000 y, 220.000 euros se establece que la empresa devolverá esos préstamos "cuando empiece a generar beneficios", lo que valora como una "entrega dineraria a fondo perdido". Como añadido Idermar recibió otra subvención del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, dependiente del Ministerio de Industria, por una cantidad de 1,97 millones. El informe por último señala que el proyecto fue "sobrefinanciado" aportando Sodercan el 40% cuando su participación en la compañía es del 20%.

Estas irregularidades ya fueron llevadas al Parlamento regional, donde los tres partidos en la oposición pidieron, de forma individual, el cese de Salvador Blanco al frente de la empresa pública, cargo que tuvo durante los años que ha investigado la auditoría y que actualmente ha vuelto a ocupar. Tras conocerse esta quiebra de Idermar, Podemos ha avanzado que cabe la posibilidad de que solicite una Comisión de Investigación sobre esta gestión, algo que el PP ya ha dicho que apoyará.

La respuesta del Gobierno, dos días después

Este viernes, 48 horas después de que la quiebra de la empresa saliera a la luz, por fin en Ejecutivo se ha pronunciado a través del consejero de Industria, Francisco Martín, que ha destacado que IDERMAR "cumplió su misión maravillosamente", y ha responsabilizado al anterior Gobierno del PP de su "desaparición" por la "falta de apoyo" y cuatro años de "inacción" en el ámbito de la I+D+i, en lo que considera una decisión política "desacertada".

Hay una serie de patentes y valor añadido que podría ser de utilidad, pero realmente las perspectivas no son buenas, por eso se plantea el inicio del proceso de liquidación

Martín ha explicado que se ha estado buscando un socio inversor en los últimos meses, porque "hay una serie de patentes y valor añadido que podría ser de utilidad, pero realmente las perspectivas no son buenas, por eso se plantea el inicio del proceso de liquidación", en el que "todas las empresas que invirtieron consolidarán sus pérdidas".

"Nosotros dejamos en 2011 una región que en materia eólica offshore estaba entre las primeras del mundo en cuanto a I+D, y cuatro años de inacción hacen que esa inversión y ese conocimiento acumulado deje de estar vigente", ha señalado Martín durante su visita a Transportes Lasarte, empresa que transportó la boya meteorológica de Idermar.

"Estos señores de Lasarte transportaron la boya, se construyó en Degima, se diseñó en Apia; había una serie de empresas de Cantabria que veían en el mundo offshore una auténtica y real oportunidad de negocio, eso quedó cancelado por una decisión política, que como todas tienen sus consecuencias", ha apostillado..

Martín ha lamentado la "desaparición" de IDERMAR, que según ha dicho, se debe a que "no ha podido comercializar su conocimiento porque se la dejó de apoyar". En todo caso, ha recalcado que en su momento, esta empresa "cumplió maravillosamente la misión de vehicular los esfuerzos del sector público y privado para desarrollar una tecnología que era de futuro". "Pero en este mundo del I+D, cuatro años de no hacer nada te lleva a no ser competitivo", ha insistido.

El rector apuesta por buscar nuevas iniciativas en la misma línea

El rector de la Universidad de Cantabria, Angel Pazos, ha afirmado este viernes que el concurso de acreedores de IDERMAR no tiene "ninguna afectación" para la institución académica desde el punto de vista presupuestario, y ha destacado la necesidad de "dar pasos para impulsar proyectos de este tipo y buscar nuevas iniciativas que vayan en la misma dirección".

Iniciativas del tipo de IDERMAR creo que siguen siendo necesarias

"Iniciativas del tipo de IDERMAR creo que siguen siendo necesarias", ha señalado el rector. En su opinión, el proyecto como tal no se puede salvar pero "podrá haber otras propuestas que vayan en la misma línea".

Pazos ha destacado que en su momento, IDERMAR "cumplió los primeros objetivos que tenía", y ha señalado que el concurso de acreedores de este consorcio es "el final de un proceso que ya conocíamos", que ha atribuido a dos circunstancias "en cierta parte paralelas": por un lado, "las dificultades que ha atravesado todo el sector empresarial", y por otro, las "dificultades intrínsecas" derivadas de la regulación del sector de las energías renovables, en la que en su opinión debe hacerse una "definición".

El rector ha dicho que la UC, en este caso a través del IH, va a seguir apostando por el desarrollo de tecnología aplicable a energías renovables.

Comentarios