viernes 24/9/21
INDUSTRIA

El Gobierno “no va a cejar en su empeño” de que se mantenga la inversión en la planta de cloro de Solvay

Sota asegura que se está trabajando con dirección y comité de empresa para “ver qué salidas hay”, y ha avanzado que el Ejecutivo tratará de convencer a la compañía para consolidar la inversión en Torrelavega.

Fábrica de Solvay de Torrelavega
Fábrica de Solvay de Torrelavega

El Gobierno de Cantabria "no va a cejar en su empeño", va a "hacer todos los esfuerzos que pueda hacer" y se va a "volcar" para intentar que se mantenga la inversión prevista en la planta de cloro de Solvay para adaptar sus métodos de producción a lo que exige la normativa europea.

Así lo ha garantizado este lunes en el Pleno del Parlamento regional el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, el socialista Juan José Sota, quien ha señalado que el propietario de la planta de Solvay, el grupo portugués CUF, aún no ha tomado una decisión sobre si mantendrá o no la inversión tras el 'no' del Gobierno de Cantabria a conceder la prórroga solicitada para llevar a cabo esa reconversión tecnológica.

Sota ha asegurado que "el Gobierno está implicado hasta las cachas" para conseguir que esta inversión salga adelante y, en este sentido, ha asegurado que está "trabajando intensamente en conjunción con Solvay y el comité de empresa para ver qué salidas hay". "No escenificamos lo que hacemos", ha dicho el consejero.

El titular de Economía, Hacienda y Empleo ha detallado que hasta la fecha representantes del Gobierno regional han mantenido cinco reuniones con la empresa y este martes, 17 de octubre, tendrá otra ya a nivel técnico, aunque no ha querido entrar en más detalles.

Sota ha asegurado que la deuda de Cantabria está "absolutamente controlada" y que la comunidad autónoma ha cumplido el objetivo de deuda

Y es que ha señalado que dado que aún el propietario no ha tomado una decisión sobre la inversión se está trabajando en distintos escenarios dependiendo de la decisión de la empresa.

Según Sota, el Gobierno regional va a "intentar convencer" a la empresa de que "consolide" esa inversión pero ha advertido de que es una decisión de una empresa privada.

Además, ha señalado que desde la Unión Europea "anda con lupa" para controlar qué ayudas o subvenciones otorgan los gobiernos a empresas privadas.

Sota ha expresado "todo el apoyo" del Gobierno regional "en todas las líneas de actuación" y, en especial, en aquellas que puedan servir para "intentar que ningún trabajador se vea afectado".

En este sentido, el consejero socialista ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad social de una empresa como Solvay".

Sota ha realizado estas manifestaciones al ser cuestionado por el diputado del grupo mixto Rubén Gómez de Cs sobre la alternativa prevista ante la denegación de la moratoria a Solvay y las medidas previstas para ayudar a los trabajadores en caso de que puedan verse afectados por el 'no' a la prórroga.

DEUDA PÚBLICA Y PRESUPUESTOS

Por otro lado, el consejero ha asegurado que la deuda de Cantabria está "absolutamente controlada" y que la comunidad autónoma ha cumplido el objetivo de deuda con medio punto por debajo de lo que permitía el Ministerio de Economía y Hacienda.

"La deuda está bajo control", ha asegurado en respuesta a una pregunta del diputado de Podemos José Ramón Blanco, quien ha opinado que Cantabria, con una deuda que ha superado los 3.000 millones de euros, va "camino de la bancarrota".

A la vez, ha trasladado al Gobierno el ofrecimiento de su partido para negociar el presupuesto de 2018. "Le agradezco su disposición, estoy convencido de que podemos hablar", le ha respondido el consejero.

También en respuesta a preguntas de este mismo diputado, en este caso sobre el aumento de los cupos de caza de jabalí en el Parque Natural del Saja Nansa, el consejero del área, Jesús Oria, ha explicado que el aumento se debe a criterios técnicos, por tratarse de una especie con gran capacidad de adaptación con elevadas tasas de crecimiento poblacional, incluso en situaciones adversas.

Blanco le ha replicado que ese argumento es "falso" y que "no hay jabalíes", a lo que Oria ha contestado con datos sobre las reclamaciones por daños causados por el jabalí, que han aumentado un 42% en los nueve primeros meses del año en comparación con 2016 completo, pasando de 164 a 234.