miércoles 25/5/22

La Consejería de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio ha concedido una ayuda de 87.236 euros a Textil Santanderina para la implementación de un innovador sistema de visión artificial, basado en inteligencia artificial y las últimas tendencias en deep learning, capaz de llevar a cabo de forma completamente automática el proceso de control de calidad, la trazabilidad y la inspección de defectos de materias textiles.

La empresa de Cabezón de la Sal tiene previsto invertir más de 300.000 euros en este proyecto de I+D+i que ha presentado a la línea de ayudas de concurrencia competitiva INNOVA 2021 de la Dirección General de Innovación, Desarrollo Tecnológico y Emprendimiento Industrial, ha indicado el Gobierno cántabro en nota de prensa.

En el marco de esta convocatoria, el departamento que dirige Javier López Marcano ha concedido ayudas por un total de 4 millones de euros a 70 proyectos de I+D+i de empresas de la comunidad, que movilizarán una inversión total inducida de 18 millones de euros.

El consejero ha destacado que este programa de ayudas, cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional a través del Programa Operativo FEDER 2014-2020 de Cantabria, está dirigido a incentivar la innovación en el entorno empresarial, apoyando proyectos de investigación industrial, de desarrollo experimental y estudios de viabilidad.

La convocatoria persigue el triple objetivo de consolidar proyectos de innovación regional, apoyar a la industria y a las empresas cántabras en el desarrollo de nuevos productos, procesos y servicios innovadores que ofrezcan salidas innovadoras de la crisis, y evaluar nuevas actividades y acciones en torno a las nuevos escenarios productivos y tecnológicos del nuevo orden socioeconómico pos-COVID-19.

Textil Santanderina pretende poner en marcha un ambicioso proyecto en donde se den los primeros pasos hacia la obtención de un sistema basado en la inteligencia artificial, que logre automatizar el proceso de control de calidad, optimizar los tiempos de producción, realizar un control objetivo de la calidad del tejido; funcione en tiempo real, permita reducir costes, garantizar una robusta trazabilidad de proceso y producto; y obtener los más altos estándares de calidad.

El titular de Industria ha señalado que la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19 y la coyuntura actual han puesto de manifiesto la relevancia de la innovación continua en las empresas, en toda su cadena de valor, con el fin de mantener una fuerte posición de relevancia en sectores en donde la competencia cada vez es más "feroz".

Ha apuntado que la deslocalización de la producción a mercados emergentes y la proliferación de tejidos low-cost provenientes de países del continente asiático hace necesario que la industria europea se coloque a la vanguardia de la eficiencia productiva, energética y medioambiental y de la innovación tecnológica como condición necesaria para poner en el mercado productos de alta calidad y alto valor añadido que le diferencien de la competencia.

VISIÓN ASISTIDA

Textil Santanderina ha apostado por un innovador sistema óptico automatizado de visión asistida por inteligencia artificial que es capaz de aprender por sí mismo gracias a sus potentes algoritmos de deep learning, que permite llevar el control de calidad y la trazabilidad en los procesos de planta (maquinaria de las líneas de producción) y en repaso (inspección visual de mermas), permitiendo que la inspección en busca de defectos e imperfecciones tenga lugar de forma ininterrumpida en el punto de fabricación, minimizando al máximo la intervención humana y ampliando la cobertura de defectos.

Asimismo, el sistema de visión artificial tendrá una precisión muy elevada en la detección de color, lo que permitirá a Textil Santanderina alcanzar elevados estándares de calidad en los productos fabricados.

Esta innovación en la automatización del proceso de inspección, implementado de forma conjunta con el Centro Tecnológico CTC y que cuenta con la asesoría del Grupo de Óptica de la Universidad de Cantabria en aspectos de visión, se traducirá en reducción de materias primas y consumo de agua y energía, mejora de la trazabilidad, incremento de la producción y aumento de los estándares de calidad.

Comentarios