domingo 5/12/21
SANIDAD

Sanidad descarta “casos secundarios” de meningitis

La Consejería considera que “lo habitual” es que no se produzcan contagios, e indica que la evolución de la niña de cinco años es “buena”.

La niña de cinco años con meningitis evoluciona favorablemente
La niña de cinco años con meningitis evoluciona favorablemente

La niña de cinco años ingresada el pasado domingo en el Hospital Valdecilla de Santander con meningitis sigue evolucionando favorablemente y desde la Consejería de Sanidad del Gobierno de Cantabria apuntan que "lo habitual es que no haya casos secundarios".

Así lo ha indicado este miércoles el jefe del Servicio de Salud Pública, Manuel Galán, quien ha valorado que "afortunadamente" la evolución de la menor es "buena", y "desde las pocas horas", además, de confirmarse la enfermedad.

Galán también ha señalado que desde que se tuvo la sospecha de que podría ser un caso de meningitis, se actuó de forma "rápida" según el protocolo establecido para la prevención y control, y se proporcionó directamente quimioprofilaxis a los familiares de la pequeña.

Se ha facilitado tratamiento preventivo a al menos 179 niños de entre 3 y 7 años y a once adultos, que habían mantenido un contacto estrecho durante los últimos diez días

También se ha facilitado tratamiento preventivo a al menos 179 niños de entre 3 y 7 años y a once adultos, que habían mantenido un contacto estrecho durante los últimos diez días -periodo desde que se contrae hasta que se manifiesta la enfermedad, aunque los primeros síntomas pueden aparecer a los dos o tres días- con la pequeña, fundamentalmente en la guardería de la sociedad recreativa a la que asistía en Santander.

En este sentido, el jefe del Servicio de Salud Pública ha indicado que incluso se ha localizado a gente de Francia que estaba de viaje en Cantabria y que había coincidido con la menor afectada en el club deportivo de la capital. Según ha dicho, se les ha explicado lo ocurrido y se les ha facilitado información con los pasos a dar.

Así, se han dado indicaciones y se han aplicado tratamientos "en tiempo y forma" por lo que "lo normal es que no haya un segundo caso", ha incidido Galán, aunque ha recordado, eso sí, que habrá que estar vigilantes ocho o diez días más, que es el periodo de incubación de la enfermedad.

Detección precoz

Lo más importante, ha remarcado, es la detección precoz de la meningitis, para actuar con rapidez. Al hilo, ha recordado los síntomas de la enfermedad, como fiebre muy alta, que deja al paciente "aturdido" o "adormecido"; dolor de cabeza "muy fuerte"; rigidez en la nuca; o manchas en la piel de color púrpura, que se corresponden con pequeñas hemorragias que indican que hay sepsis y que la situación es "peligrosísima", y cuando habría que acudir directamente al Servicio de Urgencias del Hospital Valdecilla.

En el presente caso, en la tarde del lunes, padres y madres de los menores y trabajadores del centro fueron citados a una reunión con personal médico de la Dirección General de Salud Pública, para informarles y atender dudas sobre la situación y las medidas de prevención y control establecidas. El objetivo del encuentro fue evitar la transmisión en el grupo de contactos, así como la detección precoz de primeros signos de alarma ante potenciales casos secundarios.

La profilaxis se aplicó independientemente de la situación vacunal previa de los contactos

A continuación, se proporcionó el envase con el fármaco quimioprofiláctico que debían administrar los padres a sus hijos durante dos días. El medicamento fue dosificado individualmente en función del peso, con el fin de eliminar el meningococo que potencialmente pudiera estar presente en las faringes de niños y cuidadores evitado así su transmisibilidad en el grupo de contactos estrechos y potencialmente hacia fuera del mismo.

La profilaxis se aplicó independientemente de la situación vacunal previa de los contactos -por ejemplo, la vacuna contra la meningitis C se aplica a los 4 y 12 meses, y a los 12 años-, ya que no es posible asegurar una protección inmunitaria completa.

En las instalaciones del centro recreativo de Santander no se precisa aplicar ninguna medida especial, más allá de las de higiene y limpieza habituales, de modo que ha podido continuar su actividad con total normalidad.

Finalmente, Manuel Galán ha indicado que desde el año 2008 la incidencia de la meningitis entre niños "ha caído en picado", aunque de vez en cuando se detecta algún caso, que se suma a los registrados entre personas adultas.

Comentarios