jueves 21/10/21
POLÍTICA

El Gobierno cántabro reconoce el “problema creciente y gravísimo” de las ludopatías pero advierte de que el control sobre el juego online depende del Ejecutivo central

Podemos alerta del incremento de jóvenes adictos en Cantabria y pedirá al Gobierno autonómico la elaboración de un Plan de Prevención de la Ludopatía en jóvenes.

casadeapuestas
Ruleta en una casa de apuestas

El Gobierno cántabro ha reconocido hoy lunes en sede parlamentaria el “problema creciente y gravísimo” de las ludopatías pero ha advertido de que el control sobre el juego online no depende de él sino del Ejecutivo central. El consejero de Presidencia y Justicia, Rafael de la Sierra, ha anunciado hoy que su Gobierno está trabajando en la elaboración de un Programa de Juego Responsable, con medidas para prevenir las ludopatías, reforzar los mecanismos de control en los salones de juego, ayudar a afectados y a sus familias y promover su inclusión social. Así lo ha avanzado al ser interpelado en el Pleno del Parlamento por la portavoz de Podemos, Verónica Ordóñez, sobre las medidas que está tomando el Ejecutivo para proteger a la ciudadanía de locales y páginas web de apuestas y juego ante el incremento exponencial de la publicidad, principalmente de las segundas.

El Ejecutivo trabaja en la elaboración de un Programa de Juego Responsable que englobará todas sus acciones en la materia

Además de la actualización de las normativas autonómicas sobre el juego, algunas de las cuales se han hecho “más restrictivas”, De la Sierra ha señalado que desde el Gobierno se realiza una importante labor de control de los salones y locales de juego y los casinos, que es sobre los que la Administración autonómica tiene competencia, algo que no tiene sobre el juego online, cuyo control depende del Estado. No obstante, el titular de Presidencia ha señalado que, consciente de que las ludopatías son “un problema creciente y gravísimo” como indican diversos estudios y organizaciones como Proyecto Hombre, el Ejecutivo se ha puesto a trabajar en la elaboración de ese Programa de Juego Responsable, en el que se englobarán todas las acciones del Gobierno en esta materia, por lo que su impulso requiere también de la colaboración de los departamentos de Educación, Sanidad y Política Social. “Ya estamos en ello y esperemos que este programa pueda estar en marcha cuanto antes”, ha dicho De la Sierra.

Por su parte, Podemos Cantabria pedirá al Gobierno autonómico la elaboración de un Plan de Prevención de la Ludopatía en jóvenes que incluya medidas para luchar contra las conductas adictivas a las apuestas y juegos de azar. Así lo ha señalado hoy lunes en el Pleno su parlamentaria Verónica Ordóñez tras alertar del incremento de jóvenes adictos en Cantabria. Además, Ordóñez presentará en el próximo Pleno una moción para que el Ejecutivo lleve a cabo las actuaciones necesarias para limitar la ubicación de las salas de apuestas y juegos de azar, de modo que les separen al menos 500 metros de centros educativos, juveniles y/o espacios dedicados a juegos infantiles.

“Esta exposición tiende a normalizar la actividad del juego y las apuestas en unos niveles desconocidos hasta la fecha”

Ordóñez, que ha interpelado hoy sobre las medidas que está tomando el Gobierno para proteger a la ciudadanía de locales y páginas web de apuestas y juego ante el “incremento exponencial” de la publicidad, ha destacado que en el último lustro Cantabria ha registrado un incremento exponencial de los negocios dedicados a las apuestas, así como una intensificación de la publicidad en los medios audiovisuales y en las redes sociales, que suponen un factor de riesgo para el aumento de la ludopatía. Para la parlamentaria, “esta exposición al juego y las apuestas a las que se somete sin filtro tanto a personas adultas como a menores de edad tiende a normalizar la actividad del juego y las apuestas de forma peligrosa, en unos niveles desconocidos hasta la fecha”. La formación morada insiste en que las apuestas se han convertido en un nicho de ocio para jóvenes y adolescentes, pues “apostar es sencillo, accesible y barato, por lo que la evolución de la adicción es mucho más rápida”. Según datos de Proyecto Hombre, el año pasado el número de usuarios de su programa de ludopatías subió un 53% respecto a 2016. Su perfil es un varón de entre 20 y 35 años, en su mayoría integrados y con una vida saludable en el resto de las áreas.

Comentarios