miércoles 25/5/22

Tras dos años de pandemia el sistema sanitario se ha convertido en el centro de muchas críticas y debates. No sobre sus profesionales, sino sobre la gerencia y la escasez de medios y de las necesidades que en el caso de algunos pacientes oncológicos ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Algunos de estos pacientes forman parte de la Asociación de Ostomizados de Cantabria (AOC), que no es la primera vez que piden soluciones a alguno de sus problemas.

Esta vez el problema lo encuentran en el tratamiento de quimioterapia al que se enfrenta su cuerpo para combatir la enfermedad, concretamente en los reservorios, un dispositivo para la administración de tratamiento de quimioterapia que se ubica debajo de la piel del paciente y este puede irse a su casa mientras se administra la quimio.

Las nuevas agujas son más difíciles de pinchar para las enfermeras y más incómodas para el paciente

Pero actualmente, como cuenta la Asociación, este sistema en el Hospital de Día ha cambiado porque ya no tienen agujas gripper de todos los tamaños, algo que sufren pacientes y enfermeros. “Las nuevas agujas son más difíciles de pinchar para las enfermeras y más incómodas para el paciente. Esto deriva del tamaño de las agujas de las escasas y nuevas adquisiciones, ya que se usan dos tamaños para todos ellos”, cuentan como uno de los mayores problemas a los que se enfrentan. El cambio no solo afecta a la longitud, anteriormente había desde 13 a 25 milímetros para colocar al paciente en función de sus necesidades pero actualmente solo disponen de 19 y 25 lo que trae como consecuencia que a algunos pacientes no les ajuste bien y les provoque dolor. "Un dolor que no solamente es en el instante de la punción, sino también en el caso de algunos pacientes que tiene que llevar un infusor para su domicilio durante 48 horas, tiempo en el que notan una molestia constante”, explican.

Imagen de una de las agujas
Imagen de una aguja gripper

Esto es algo que respaldan y reclaman los profesionales del medio ya que también se sienten “incómodos” a la hora de realizar el trabajo en estas condiciones. Ante todo “si hay algo importante a destacar en el Hospital de Día Médico y del Servicio de Oncología del HUMV es la profesionalidad de todos los sanitarios, médicos, enfermeras, auxiliares… el trato es impecable”, enfatizan como uno de los puntos favorables en el trayecto de su tratamiento. 

Los oncólogos no disponen de suficientes consultas para las visitas médicas a los enfermos

Los usuarios no solamente tienen este problema durante su tratamiento, los sillones de los que disponen “son muy incómodos debido a su antigüedad” y muchos pacientes pasan horas sentados para recibir su tratamiento; además carencia de la camas, necesarias en muchos casos, recuerda la Asociación.

Al hilo de esta falta de materiales, también recuerdan que el Servicio de Oncología se ha quedado pequeño, “los oncólogos no disponen de suficientes consultas para las visitas médicas a los enfermos”.

Lo mismo pasa con las pistolas de lector de ordenador, una pulsera donde aparecen los datos del paciente, algo de lo que “también andan escasos” y no es admisible “con la cantidad de personas que acuden todos los días allí”.

“ES CONVENIENTE QUE HAYA UN ONCÓLOGO EN URGENCIAS”

Bastante traumático y difícil es sufrir  enfermedades para que recortes económicos lo hagan aún más duro y agotador

Algunas complicaciones llevan a los pacientes oncológicos a una situación de mayor riesgo y es entonces cuando acuden a urgencias, aunque sin un experto oncológico. “Ahora mismo a una persona con un problema oncológico la trata el mismo médico que al resto”, matizan. “Cuando va una persona con un tratamiento específico en relación a su cáncer es complicado para el médico de urgencia dar un medicamento porque algunos no se pueden mezclar con otros”, explica una paciente ostomizada y oncológica.

Ante esto el Jefe de Oncología lleva reclamando también esta figura dentro de las urgencias, pero como declara la Asociación es otra de las tantas reivindicaciones que caen en saco roto.

Por todo lo expuesto, desde la Asociación de Ostomizados de Cantabria solicitan a la citada Gerencia que regularice esta situación “lo antes posible” porque “bastante traumático y difícil es sufrir ciertas enfermedades para que recortes económicos lo hagan aún más duro y agotador”, sentencian.

 

"La Gerencia del Hospital Valdecilla no está a la altura de sanitarios ni enfermos"
Comentarios