jueves 26/5/22

Los problemas que colapsan los sistemas informáticos de las estaciones de servicio siguen patentes en Cantabria en el segundo día de aplicación del descuento de 20 céntimos por litro en el carburante, aunque los empresarios agradecen que los clientes están siendo "súper comprensivos" con la situación del sector.

Durante este sábado han continuado los "cierres intermitentes" que ya se produjeron ayer por el colapso de los sistemas de pago, lo que se ha sumado a las colas para repostar y a la incertidumbre de los dueños de las gasolineras de cuándo y cómo se les devolverá el importe bonificado, ya que primero lo tienen que adelantar y después liquidarlo con la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) a mes vencido.

"Aún con personal extra y depósitos llenos, el problema que ha habido que los sistemas informáticos se han caído"

Estos problemas siguen surgiendo a pesar de que, como ha defendido en declaraciones a Europa Press el presidente de la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de Cantabria, Jorge de Benito, que también es presidente de la Confederación Española de Empresarios de Estaciones de Servicio (Ceees), los empresarios cántabros "han sido previsores" y, en base a la "avalancha" que ya preveían que iban a tener tras el anuncio de la bonificación, habían recargado los depósitos e incluso algunos han contratado personal de refuerzo para poder dar cobertura a todos los clientes. "Aún con personal extra y depósitos llenos, el problema que ha habido que los sistemas informáticos se han caído", provocando por segundo día consecutivo el cierre puntual de algunas estaciones de servicio. Además, a las que han cerrado por problemas técnicos se suman las que han preferido no abrir por no tener que adelantar el descuento.

"Como no tienen clara la aplicación de la norma, o bien directamente no la aplican o cierran" porque consideran que "abrir para estar entregando dinero y perderlo no tiene mucho sentido", explica el presidente de estos empresarios, que cifró ayer en declaraciones a esta agencia en 30.000 euros la cantidad media que tienen que adelantar al mes, teniendo en cuenta que cada gasolinera cántabra suministra unos 5.000 litros diarios.

Para De Benito, estas incidencias y dudas están provocadas por la "premura" con la que el Gobierno ha puesto en marcha esta medida, y sobre todo "por no contar con el sector" para desarrollarla. "Cualquier empresa de nuestro sector, cuando va a hacer cualquier modificación con quien cuenta lo primero es con sus empleados, que son quienes conocen la situación, pero aquí no se nos ha preguntado absolutamente nada y éste es el problema", ha resumido.

Para los profesionales del sector, si hay algo positivo en la situación actual es que los clientes están pudiendo aprovechar el descuento -eso sí, "quizás con más incomodidad que en circunstancias normales", señala su presidente- y también que "están siendo súper comprensivos con el sector".

Además, los empresarios se quejaban de que no tenían quién les aclarara las complicaciones que les estaba suponiendo el formulario de la web del Ministerio de Hacienda y, tras recibir este mediodía un correo de la AEAT, "ya tenemos interlocutor aparentemente", por lo que esperan solventar "a la mayor brevedad posible" todos esos problemas, "que son ajenos a nosotros", aclara De Benito.

Por ejemplo, algunos de los problemas que se encuentran se dan si una gasolinera ha estado cerrada el año pasado, porque "teóricamente no tiene ventas y no sabemos cuál es la cantidad que se le va a abonar por parte de la Administración", una duda que también se da si el negocio es nuevo o ha cambiado de dueño y por tanto de CIF, o si varias estaciones tienen el mismo CIF, porque la web "solo da el valor de una".

Comentarios