jueves. 30.06.2022

Marta García, expulsada del grupo Cs en el Parlamento de Cantabria y a partir de ahora diputada no adscrita, no tendrá, salvo excepciones, derecho a intervenir en los plenos en iniciativas que no presente y tampoco en el Debate sobre el Estado de la Región.

Así se establece en la norma sobre los diputados y diputadas no adscritos que ha aprobado este mañana la Mesa del Parlamento de Cantabria, que clarifica la que estaba vigente sobre este tema desde febrero de 2019.

García, diputada de Cs desde el inicio de la legislatura, se dio de baja hace semana y media de este partido tras la abstención de la formación naranja en el Congreso de los Diputados a que el lobo saliera del LESPRE. Después de esta decisión, fue expulsada del grupo Cs en el Parlamento pero no entregó su acta y seguirá como diputada no adscrita.

Ello hace que Cs se quede sin grupo propio en la Cámara al no contar con suficiente número de diputados y sus dos parlamentarios (Félix Álvarez y Diego Marañón) hayan tenido que integrarse en el grupo mixto, donde hasta ahora solo estaban los dos representantes de Vox (Cristóbal Palacio y Armando Blanco).

Lo ocurrido ha hecho que la Mesa del Parlamento haya abordado esta mañana la expulsión de García y la aprobación de una norma para los diputados no adscritos, que es la condición que ésta tendrá a partir de ahora.

En ella se señala que los diputados no adscritos perderán cualquier cargo o puesto en cualquier órgano del Parlamento que ocupasen en representación o a propuesta del que había sido su grupo y cesarán de forma automática en todos los cargos electivos que tuviera en la Cámara.

También la condición de diputado no adscrito tiene efectos en el uso de la palabra, que se ve limitado. Así, se establece que en los plenos o comisiones en que participen, éstos no podrán intervenir por más de una tercera parte del tiempo establecido para cada turno de los grupos.

Además, el diputado no adscrito "sólo podrá hacer uso de la palabra en aquellas iniciativas que hubiese presentado, salvo en los casos en los que el reglamento prevea de forma expresa la intervención del diputado individual.

En el caso del debate sobre las leyes, sí podrá presentar y defender enmiendas al articulado, aunque solo por un tercio del tiempo reconocido a cada grupo. Además, se indica que "no se podrá producir la intervención del diputado no adscrito en otros debates de carácter general que se produzcan en el Parlamento de Cantabria en los que el debate sea de los grupos parlamentarios", como es el caso -según señala expresamente la norma- en el Debate de Orientación Política (conocido popularmente como Debate sobre el Estado de la Región) que habitualmente cierra el periodo de sesiones a finales de junio.

La norma sí reconoce el derecho del diputado no adscrito a integrarse en una comisión tras acuerdo de la Mesa del Parlamento, formular interpelaciones o preguntas al Gobierno y a cada uno de sus miembros. También podrá recabar de la Administración de la comunidad y de sus organismos datos, informes o documentos que obren en su poder.

Además, tendrá los derechos económicos que les corresponden a los diputados individualmente considerados y, en cuanto a los medios materiales que precisa para cumplir con sus funciones, los determinará la Mesa del Parlamento o la Junta de Portavoces.

Esta norma entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial del Parlamento de Cantabria. Este mismo lunes el Boletín del Parlamento ya publica el escrito de Cs por el que expulsa del grupo a Marta García y también un listado de las iniciativas que decaen por la disolución del grupo Cs.

Comentarios