sábado. 20.04.2024

El presidente de Cantabria y candidato a la reelección, Miguel Ángel Revilla, ha celebrado el "paso de gigante" que se dio ayer en el Parlamento Europeo con la aprobación de las enmiendas para incluir la conexión ferroviaria entre Santander y Bilbao en el plan director de inversiones en infraestructuras que configurarán las redes transeuropeas de transporte (TEN-T por sus siglas en inglés) en el horizonte de 2040.

Para Revilla, este tren mixto de pasajeros y mercancías, que realizará un trayecto de 58 minutos de duración -con parada en Castro Urdiales y Laredo- y para el que ya se ha realizado un estudio informativo, supondrá "un antes y un después" para Cantabria, ya que será su enlace con la 'Y' vasca, con el Valle del Ebro y con Europa. Si Cantabria tiene conexión ferroviaria con Bilbao, "tiene una comunicación con Europa y con el Valle del Ebro", lo que permitirá transportar mercancías que ahora portan los camiones de una forma "más ecológica y eficiente" y aliviar en el primer año "en un 20%" el tráfico que soporta la autovía, por la que han circulado "85.000 coches" esta Semana Santa, ha dicho el presidente. Por ello ha reivindicado que, de no ejecutarse este tren, "tendríamos que hacer una doble autovía a Bilbao", porque el tráfico es "insoportable".

Sin embargo, ha insistido en que "el futuro es el ferrocarril, Europa no quiere ya más autovías ni más coches; quiere trenes, porque hay que ser coherente con el planteamiento de hacer un mundo más sostenible, menos contaminante". Es por ello que entiende que la Eurocámara ha hecho lo coherente al apoyar ayer las enmiendas presentadas por el PNV y consensuadas con los grupos parlamentarios de Cantabria para incluir ese tren en el mapa ferroviario de Europa.

Como ha recordado Revilla, él mismo viajó el año pasado a Bruselas con este objetivo pero "no tuvo demasiado éxito con los comisarios, que decían que ya estaban todos los dineros distribuidos". Así, se recurrió a buscar como "aliados" al Gobierno Vasco y a los grupos parlamentarios cántabros, cuyos portavoces también viajaron en noviembre al Parlamento Europeo para buscar apoyo para esta conexión.

El jefe del Ejecutivo regional ha destacado que, aunque Europa finalmente decidiera no apoyarlo, Cantabria tiene "garantizado" que va a contar con este tren ya que tiene el apoyo del Gobierno Vasco y del Gobierno de España para su ejecución.

Para ello dispone ya también el estudio informativo, que ofrece varias opciones en torno al desarrollo del proyecto entre las que los gobiernos de ambas comunidades tienen que elegir una "antes de cinco meses".

Según Revilla, la decisión se pospondrá a después de las elecciones autonómicas y municipales del 28 de mayo, ya que ahora "no es momento de entrar en grandes polémicas".

"El futuro es el ferrocarril, Europa no quiere ya más autovías ni más coches; quiere...