jueves 9/12/21
EMPLEO

Otro fracaso del Plan Industrial del anterior gobierno del PP

El Grupo Tinamenor ha presentado un concurso voluntario de acreedores para intentar salvar los 148 puestos de trabajo.

fotonoticia_20150730174346_800
Imagen de la empresa Tinamenor

El Grupo Tinamenor ha presentado concurso voluntario de acreedores para negociar una solución de viabilidad operativa y financiera y salvar los 148 puestos de trabajo que tiene en la actualidad, según ha informado la empresa en un comunicado.
“Estamos y continuamos trabajando para que lo más importante, que son la empresa y el empleo, no se pierdan. No vamos a proponer ningún ERE (expediente de regulación de empleo), ni a amortizar ningún puesto de trabajo con motivo del concurso. Somos un equipo de 148 y los 148 saldremos adelante”, ha afirmado el presidente de Tinamenor, Gustavo Larrazábal, que ha indicado que el concurso se ha presentado para el grupo y sus empresas filiales.
El objetivo de la medida es, según ha dicho, una manera de “proteger la compañía, ya que el fin es negociar una solución de viabilidad operativa y financiera para la misma”. “Vamos a trabajar con la Administración concursal codo con codo y a demostrar que la compañía es viable en el corto y en el largo plazo. Adicionalmente, demostraremos que puede ser rentable con una carga financiera menor que la actual y, a partir de ahí, comprometernos a un plan de devolución de la deuda”, ha detallado el directivo.
Fundada en el año 1973, Tinamenor es la empresa pionera en el mediterráneo en cultivos marinos y uno de los líderes del sector. Dedicada inicialmente a la producción de semillas de moluscos y alevines de peces marinos, hoy en día su negocio se basa primordialmente en la producción de pescado -lubina- en tallas superiores a la habitual.
Con sede social en la localidad cántabra de Pesués, es uno de los grupos empresariales más representativos de la acuicultura española. Cuenta también con sede en Canarias e integra a cinco compañías operativas que abarcan desde la cría de alevines y semilla de moluscos, hasta la producción de pescado y su comercialización.
Motivos del Concurso
En cuanto a los motivos del concurso, la empresa ha explicado que son varios. Por una parte, la crisis económica, que ha "golpeado fuertemente" al sector de la acuicultura en los últimos siete años. Así, de las empresas que operaban en el sector, quedan ahora menos de la mitad.
Por otra parte, Tinamenor apunta a la estructura de la competencia del sector de la acuicultura, "bastante fragmentado", con "muchos" oferentes y liderado por acuicultores griegos que mantenían una posición "irracional", llevando a un continuo "deterioro" en los precios del mercado (las cuatro mayores compañías griegas del sector han pasado a manos de sus bancos o están en concurso de acreedores).
También señalan desde el grupo a la estrategia de crecimiento de la compañía, comprometida con su desarrollo empresarial en Canarias y en Cantabria, para lo cual se realizaron inversiones "muy significativas" tanto para atender las necesidades propias como las de los socios/clientes en las islas.
Dichas instalaciones quedaron "infrautilizadas" por la desaparición de los citados socios o clientes. "Un plan de expansión exitoso en condiciones normales se vio comprometido por la dilación de los permisos para crecer y con la llegada de la crisis", precisan desde Tinamenor.
Otro de los principales motivos por los que la empresa se ha visto obligada a presentar concurso voluntario de acreedores ha sido la "falta de financiación" por parte de los bancos. Así, su "muy débil" situación les llevó a "no prestar el apoyo financiero comprometido con la compañía, dificultando enormemente su supervivencia", tanto en lo relativo a nuevas y necesarias aportaciones, como en la financiación del circulante, "que nunca ha sido sólida y estable desde entonces".
Mientras, la apuesta de los accionistas por la compañía ha sido "absoluta", según asegura el Grupo. Desde el inicio de la crisis, los bancos no han aportado dinero nuevo a la Sociedad, "y los accionistas hemos invertido siete millones de euros. Hemos aportado nuestro dinero, de nuestras familias y de accionistas nuevos. Pero sin la colaboración de las entidades financieras era muy difícil".
Por este motivo, se ha cambiado la estrategia de negocio, "abandonando los productos no rentables y apostando por nichos de alta rentabilidad". La estrategia ha tenido "éxito", pero requería una "elevada" financiación circulante, asunto en el que "los bancos no nos han acompañado". Esto provocó que la compañía fuera "muy vulnerable ante cualquier cambio del entorno o a los riesgos inherentes al sector".
Resultados
Con todo ello, el presidente de Tinamenor explica que los resultados del grupo de empresas, "paradójicamente, se han recuperado, en línea con el plan de viabilidad diseñado".
Así, los ingresos han aumentado un 32% el año pasado, hasta los 21,4 millones de euros y los resultados operativos han sido positivos, frente a las pérdidas continuadas sufridas en los ejercicios pasados. "La empresa no tiene un problema de resultados, tiene un problema de balance, derivado de estar creciendo e invirtiendo cuando llego la crisis", asegura Larrazábal.
En cuanto al concurso, indica que intentarán encontrar financiación de terceros, esto es, "fondos que quieran invertir en la empresa con algún tipo de solución financiera, con el objetivo de que la compañía pueda salir lo antes posible del concurso".

Otro fracaso del Plan Industrial del anterior gobierno del PP
Comentarios