viernes. 19.04.2024

La Fiscalía pide cinco años de cárcel para cada uno de los dos acusados de agredir sexualmente en Santander a una joven de 21 años que era pareja de un amigo suyo, y para la que el ministerio público solicita una indemnización de 18.000 euros.

Según el escrito del fiscal, los dos hombres se encontraron de madrugada a la chica, que había consumido bebidas alcohólicas y hachís y, tras haber discutido con su novio, éste se había ido y ella se encontraba buscándole por distintos locales de la ciudad.

La mujer estaba "llorando y muy embriagada" cuando los dos acusados se ofrecieron a acompañarla a buscarle, y decidieron aprovecharse de la situación "para mantener relaciones sexuales con ella, tras fingir que la consolaban".

El escrito de acusación continúa relatando que la joven no conocía la ciudad y tampoco recordaba dónde tenía aparcado su coche, así que los procesados le dijeron que podía dormir en casa de uno de ellos, lo que ella aceptó porque no estaba en condiciones de conducir.

Una vez en la vivienda, le ofrecieron una sustancia blanca que ella "esnifó sin conocer de qué se trataba". Tras encontrarse "muy aturdida", se acostó en la cama con los dos acusados, quedando en medio de ambos. Entonces, ellos empezaron a realizarle tocamientos, procediendo ella, "a pesar de su aturdimiento, a retirarles la mano y a decirles en varias ocasiones que no quería mantener relaciones sexuales".

La Fiscalía indica que, pese a su negativa, uno de ellos se colocó sobre ella y la penetró vaginalmente, "tratando ella de quitarse de encima al acusado sin lograrlo, a causa del estado de intoxicación en el que se encontraba". El otro, finalmente "también se giró hacia la joven y, pese a la negativa de ésta, introdujo mínimamente su pene en la vagina de ella, sin llegar a completar la relación".

Como consecuencia de estos hechos, la Fiscalía señala que la joven ha sufrido un trastorno adaptativo y depresión reactiva.

Para el fiscal los hechos constituyen dos delitos de abuso sexual con penetración, con la circunstancia atenuante de embriaguez, ya que ambos acusados habían ingerido alcohol y la misma sustancia que la chica, "lo que afectaba levemente su capacidad volitiva".

La pena solicitada para cada uno es de cinco años de prisión y otros cinco años de prohibición de comunicar y acercarse a la víctima. En concepto de responsabilidad civil, la Fiscalía considera que deben indemnizar a la joven de manera conjunta y solidaria en 18.000 euros.

Por su parte, la acusación particular que ejerce la chica califica los hechos como dos delitos de violación, con la atenuante de embriaguez, y pide cinco años de prisión, diez de alejamiento y prohibición de comunicación y cinco de libertad vigilada, así como una indemnización de 20.000 euros.

El juicio se celebrará este jueves 27, a partir de las 9:30 horas, en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria.

La Fiscalía pide 5 años de cárcel para dos acusados de agresión sexual a la pareja de...
Comentarios