sábado. 13.04.2024

La Fiscalía de Cantabria se ha vuelto a oponer a que los dos jóvenes investigados por la muerte de otro, que cayó a las vías del tren tras una pelea en el apeadero de Boo de Piélagos hace un mes, salgan de prisión, donde están de forma provisional tras los hechos.

El ministerio público se ha opuesto así al recurso de apelación interpuesto por las defensas de ambos encarcelados, de 19 y 20 años, contra el auto del juez instructor que desestimaba el recurso de reforma previo y ratificaba la medida preventiva acordada por él, y sobre la que se tendrá que pronunciar la Audiencia Provincial de Cantabria, han informado fuentes judiciales a Europa Press.

El fiscal rechazó que los detenidos, vecinos del municipio donde tuvo lugar la mortal agresión, salieran de El Dueso dada la "extrema gravedad" de los hechos que costaron la vida a un joven de 21 años que vivía en Polanco, sobre las 7:00 horas del pasado 3 de febrero.

Tras lo sucedido, y después de tomar declaración a los dos implicados, el magistrado que instruye las diligencias decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para ambos, y se reafirmó en la medida cuando sus abogados pidieron que salieran de la cárcel. La Fiscalía ya se opuso entonces al imputarse inicialmente delitos de homicidio y omisión del deber de socorro, y al no haber variado las circunstancias que determinaron la medida cautelar.

"Presuntamente, los investigados golpearon al fallecido con puñetazos y patadas, lanzándolo finalmente a las vías del tren, marchándose seguidamente ambos acusados sin asegurarse ninguno de ellos si podía ser auxiliado, dejándolo caído y prácticamente muerto en el andén pues falleció instantes después, todo ello sin perjuicio del informe de la autopsia definitivo", razonaba el fiscal.

"BRUTAL AGRESIÓN"

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Santander acordó la prisión preventiva tras la "brutal agresión" y se ratificó en ella porque "el resultado de la agresión, pelea o como quiera llamarse, es el que es: una persona muerta por otras dos que no sufren un solo rasguño".

Añadía a este razonamiento la versión de uno de los tres testigos esenciales -un joven que viajaba en el tren y dos chicas que se apearon en Boo- según la cual el que falleció fue "golpeado por ambos investigados y zarandeado como un si fuera un muñeco".

"El comportamiento posterior, de desprecio absoluto por la vida del fallecido, dejándole a su suerte en una vía de tren con el riesgo de que el vehículo le pueda pasar por encima, ha sido reconocido directamente por ambos investigados, que no movieron un músculo tras la atroz acción para auxiliar a la víctima", abundaba el magistrado.

Sobre la causa de la muerte, "violenta en estudio", según el primer informe forense -pendiente de los resultados definitivos de la autopsia-, el magistrado subrayaba que lo sucedido "está causado por algo externo". Y razonaba al respecto que a él "no se le ocurre qué otra cosa puede ser que una agresión conjunta como la que se investiga, máxime valorando el comportamiento posterior a la agresión", de "total desprecio por la vida humana".

El fiscal se vuelve a oponer a que los investigados por la muerte de otro joven en Boo...
Comentarios