domingo 5/12/21
EDUCACIÓN

FAPA critica que los libros de texto "sólo entran al Parlamento como arma arrojadiza"

En su opinión, "es tal la desconexión que la clase política parece tener del sistema educativo, que la gran mayoría aun no son conscientes de que no hablamos sobre bancos de libros sino de recursos".

La convocatoria está cumpliendo además con el compromiso de fomentar el apoyo a las bolsas de libros de los centros escolares
FAPA señala que no se ha cumplido el acuerdo alcanzado por los partidos en el gobierno y Ciudadanos

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos, FAPA Cantabria, ha denunciado que la cuestión de los bancos de recursos "sólo está encima de la mesa como punto de confrontación entre los distintos partidos políticos".

"Parece que los libros de texto sólo entran al Parlamento de Cantabria como arma arrojadiza", afirma la FAPA tras señalar que "no hemos conseguido detectar el más mínimo detalle que nos lleve a pensar que se está trabajando para buscar una solución al problema, ni desde el Gobierno ni desde los partidos de la oposición".

Al respecto, señala que desde que hace más de un mes esta federación "puso encima de la mesa la evidencia de que no se había cumplido el acuerdo alcanzado por los partidos en el gobierno y Ciudadanos para que los libros en primaria fuesen gratuitos este año, y el mal -o, cuanto menos, irregular- funcionamiento de muchos bancos de recursos, la cuestión se ha mantenido en el debate político y social".

La FAPA señala que hace varias semanas facilitó a la Consejería los datos recopilados para que pudiesen comprobar los problemas que se daba

"Y lo que hemos ido escuchando nos ha ido preocupando paso a paso, llegando al límite cuando esta semana hemos escuchando las lamentables declaraciones del consejero de Educación aludiendo a que la gratuidad de los libros no es algo que esté reconocido específicamente en la Constitución", añade la FAPA.

En su opinión, "es tal la desconexión que la clase política parece tener del sistema educativo, que la gran mayoría aun no son conscientes de que no hablamos sobre bancos de libros sino de recursos, pues en ellos también estarían incluidos los materiales que las familias nos vemos obligadas a comprar cada año, y que suponen un importante desembolso económico".

La FAPA explica que en el Pleno del Consejo Escolar de Cantabria (CEC) celebrado recientemente, ya comunicó al consejero, Francisco Fernández Mañanes, que "una buena parte" de las posibles medidas a incluir en ese manual de buenas prácticas del que ha venido hablando "ya están recogidas en las órdenes e instrucciones emitidas desde la Consejería".

Y es que en su opinión, "el problema ha llegado cuando éstas no se han cumplido". También recuerda que esta federación ya había manifestado en las jornadas sobre bancos de recursos organizadas por el CEC en los cursos anteriores que era necesario que se recopilase y difundiese entre los centros las experiencias que ya estaban en marcha con buen funcionamiento, "sin que esto se haya llevado a efecto".

En el mismo sentido, la FAPA señala que hace varias semanas facilitó a la Consejería "los datos que habíamos recopilado sobre los distintos bancos de recursos, para que pudiesen comprobar los problemas que se daban, los importes que realmente se habían pagado, los libros que se recibían, si las familias y AMPA habían participado en el proceso, etc".

Datos que, según puntualiza, "se facilitaron sin los nombres de los centros a los que correspondían, pues nuestra intención siempre ha sido trabajar el asunto de forma global para conseguir un sistema que garantice un buen funcionamiento, no señalar a nadie", puntualiza.

"Por último, -prosiguen desde la Federación- sí que tenemos que dar la razón al consejero en una cosa: la gratuidad total es, a día de hoy, muy difícil de conseguir. Y esto es así, no porque no se aumente la partida presupuestaria, cuestión que siempre hemos manifestado que debe estar supeditada a la racionalización de ese gasto. Sólo se avanzará en este sentido abriendo el necesario debate sobre un sistema de trabajo basado casi exclusivamente en los libros que cada vez está más cuestionado", concluye.