viernes 27/5/22

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado (FAPA) de Cantabria ha expresado hoy su apoyo a la comunidad educativa del IES Cantabria, sumándose al rechazo de la instalación de una gasolinera en un terreno situado junto al centro.

Para esta organización "resulta del todo incomprensible que se esté llevando a cabo esta construcción en un lugar en el que ya existen otras tres gasolineras en un radio de apenas 300 metros".

En un comunicado, FAPA dice que entiende las dificultades que pueda tener evitar esta instalación desde un punto de vista legal, pero opina que si se ha llegado a esta situación es porque las administraciones competentes "no han realizado un necesario trabajo previo protegiendo el entorno de los centros educativos para convertirlos en espacios seguros y amables para el alumnado".

Además de las implicaciones en materia de salud, el aumento del ruido y olores, o el evidente peligro que puede suponer una gasolinera "pegada" a un centro educativo, esta apertura puede provocar también un incremento en el tráfico de la zona, ya de por si elevado, lo cual sería un paso atrás en el necesario desarrollo de unos caminos escolares seguros "sobre los que poco o nada están haciendo las administraciones públicas", señala.

También apunta que desde un punto de vista educativo, resulta "paradójico que en un contexto global donde se hace más necesario que nunca avanzar en la concienciación medioambiental del alumnado, transmitiéndoles la necesidad de cambiar los hábitos de consumo y energía, vayan a encontrarse junto a la ventana de su aula una nueva instalación que normaliza justo lo contrario".

La federación apunta que esta situación "no debería de resultar nueva" para el Ayuntamiento de Santander, pues ya existen otros centros con gasolineras cercanas (IES Alberto Pico) o construyéndose también actualmente en sus inmediaciones (CEIP Nueva Montaña); e incluso la instalación de este tipo de servicios ya ha sido cuestionada en los últimos meses, recuerda. Por ello, para FAPA "resulta aún más incomprensible que no se haya hecho nada al respecto y ahora nos encontremos en esta situación".

Ante estos hechos, la federación insta a las administraciones competentes a "hacer todo lo posible para evitar que esa instalación finalmente se lleve a cabo, así como en otros entornos educativos o sensibles por otras causas en el futuro".

Comentarios