miércoles 20/10/21
TRIBUNALES

La familia de la víctima del 'after' de Santander se opone a que el culpable salga de prisión

Audiencia Provincial de Cantabria
Audiencia Provincial de Cantabria

La familia del hombre que en verano de 2018 murió apuñalado a la salida de un 'after' de Santander, en la calle Barcelona de la ciudad, se ha opuesto a que el principal acusado por este hecho, declarado culpable de un delito de homicidio en el juicio con jurado celebrado el pasado mes de diciembre, salga de la cárcel, como ha interesado la defensa.

La representación legal de la madre de la víctima, que ejerce la acusación particular, entiende que "no existen circunstancias que justifiquen" dicha medida, más teniendo en cuenta el momento procesal en el que se encuentra el caso, pendiente de sentencia tras la celebración de la vista oral en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Cantabria.

"Las alegaciones que se efectúan con respecto al contenido del veredicto no son admisibles en este momento procesal, y en su caso deberán ser expuestas por el acusado por los cauces y trámites ordinarios que se deriven tras la notificación de la sentencia", esgrimen los allegados del fallecido, en un escrito remitido por su abogado a la sala al que ha tenido acceso Europa Press.

Tras el juicio, la defensa del hombre al que el jurado declaró culpable de homicidio pidió su libertad provisional sin fianza, con las medidas cautelares que se estimen oportunas, a la vista de las "cuantiosas y notabilísimas irregularidades" que tuvieron lugar durante el juicio. Así lo señalaba en un documento, consultado también por esta agencia, el abogado de Santiago L.G., que se enfrenta a 12 años de cárcel que por un delito de homicidio pide la Fiscalía, que inicialmente interesaba veinte por asesinato.

Para el letrado del principal procesado, las "irregularidades" ocurridas durante el juicio, que arrancó el 1 de diciembre y se prolongó durante dos semanas, supusieron "la adulteración y distorsión del resultado probatorio, con vulneración de derechos fundamentales" de su representado.

Y advertía además a las partes de que estaban "abocados a la repetición del juicio oral, por haberse vulnerado el derecho a un proceso con todas las garantías", a tenor de lo expresado por el portavoz del jurado durante la lectura del veredicto, cuando señaló que se habían "basado fundamentalmente en los primeros testimonios por creer que son más sinceros y recientes ni ser influenciados por nadie ni miedos personales".

Esto es, "testimonios prestados por diferentes testigos en sede policial", cuando "es reiterada" la doctrina del Tribunal Supremo y del Tribunal Constitucional que "impide utilizar como prueba de cargo declaraciones policiales no ratificadas en el acto del juicio oral", avisaba la defensa cuando solicitó la libertad provisional y sin fianza para su representado.

El jurado también consideró culpable a un primo del principal acusado de haber propinado al menos una patada en la cabeza a la víctima, cuando yacía en el suelo mortalmente herida.

Los miembros del tribunal consideraron probado que agresores y agredido coincidieron la mañana del 18 de agosto de 2018 a la altura de la salida del 'after' llamado entonces 'Vendetta', en la calle Barcelona de Santander, comenzando una discusión entre el principal acusado y la víctima, un hombre de 38 años, al que el procesado propinó varias puñaladas en el pecho que le causaron la muerte.

Comentarios