viernes. 27.01.2023
TRIBUNALES

El exedil de Reinosa, absuelto de malversación, se querella contra los denunciantes

Lectura del veredicto del jurado en el juicio al exconcejal de Reinosa de Obras, Julio César García, declarado culpable de malversación pero no de falsificación
Lectura del veredicto del jurado en el juicio al exconcejal de Reinosa de Obras, Julio César García | Foto de archivo

El exconcejal de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Reinosa Julio César García, absuelto por el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) de malversación de caudales públicos, se ha querellado contra los dos denunciantes -hermanos y vecinos del municipio-, por denuncia falsa y falso testimonio en el juicio.

La vista se celebró en verano en la Audiencia Provincial y, tras el veredicto de culpabilidad del jurado, el presidente del tribunal impuso al que fuera edil del Ayuntamiento campurriano dos años de prisión por el citado delito continuado, por incorporar más de 23.000 euros de las arcas públicas a su patrimonio. Pero García, que se defendió a sí mismo en el plenario, apeló ante la Sala de lo Penal del TSJC, que estimó el recurso y revocó el fallo de la Sección Tercera de la AP, al entender que los hechos declarados probados no son constitutivos de dicho delito -en su modalidad de administración desleal y continuado-.

Los magistrados del alto tribunal cántabro consideran que García no incorporó a su patrimonio dinero del Consistorio, sino privado, propiedad de los dos reinosanos a los que encargó unas obras y que luego le denunciaron, y no causó perjuicio a la administración local, que no se personó como acusación en este proceso.

Los jurados concluyeron que García, que a raíz de este pleito se licenció en Derecho y ejerció su propia defensa, se concertó con los dos denunciantes para abrir una cuenta bancaria en la que se ingresó dinero que el Ayuntamiento pagaba por obras que supuestamente ambos realizaron y después se transfería a su cuenta personal, hasta la suma de 23.393 euros.

El entonces edil alegó que se limitó a recibir desde las cuentas de los dos hermanos cantidades que previamente les había prestado para que pudiesen llevar a cabo su actividad empresarial, "ni un solo euro más", y sin causar "perjuicio alguno" al Consistorio. "No se ha probado el perjuicio porque no se ha probado que el Ayuntamiento de Reinosa abonase más cantidad que la que correspondía por los trabajos realizados. Y no acreditándose la concurrencia de uno de los elementos del tipo por el que venía siendo acusado el hoy recurrente, procede su libre absolución", concluyó el TSJC.

Tras la sentencia, que aún no es firme pues cabe recurso ante el Tribunal Supremo, Julio García ha presentado en los Juzgados de Instrucción de Santander una querella, a la que ha tenido acceso Europa Press, contra los dos hermanos reinosanos por denuncia falsa y falso testimonio en el juicio.

Considera que ambos, además de presentar "falsamente" la denuncia por los hechos enjuiciados, manifestaron en la vista, en calidad de testigos y bajo juramento, que no habían realizado ninguna obra para el Ayuntamiento, que no tenían conocimiento de una cuenta a su nombre, que no facturaron nunca por los trabajos al Consistorio o que no habían concertado un préstamo ante notario, extremos que en opinión del querellante quedaron acreditados en el plenario y en otras comparecencias.

"Ambos hermanos mintieron sistemáticamente para causar el mayor perjuicio al ahora querellante, a sabiendas además que se pedía pena de prisión para el acusado", resume García en la querella.

Comentarios