domingo. 25.02.2024

Renfe transformará sus estaciones de Cercanías de Cantabria en 'Green Mobility Hubs' (centros de movilidad verde), un proyecto que reformulará los aparcamientos disuasorios de las terminales en nodos de movilidad intermodal con los que ofrecer a los municipios alternativas de movilidad "segura, sostenible y conectada" en las áreas de influencia de sus entornos urbanos e interurbanos.

Estos 'Green Mobility Hubs' consistirán en nodos intermodales de movilidad sostenible de las estaciones de Cercanías, para facilitar una solución de primera y última milla como alternativa al uso del vehículo privado, ofreciendo una conexión intermodal con otros modos de transporte, ha informado la compañía en un comunicado.

Estos espacios dispondrán de zonas dedicadas para la micromovilidad (moto, bicicleta, patinete) y movilidad compartida, la gestión del intercambio de baterías, o la implantación de puntos de recarga para vehículos eléctricos, así como el establecimiento de áreas accesibles para servicios de movilidad.

Esta iniciativa se implementará gradualmente en los núcleos de Cercanías de Renfe (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao, San Sebastián, Murcia-Alicante, Cádiz, Zaragoza, Málaga, Cantabria y Asturias) que transportan más de 450 millones de viajeros anuales, atendiendo a los puntos en los que se fomente la intermodalidad sostenible y conectada.

Para desarrollar los 'Green Mobility Hubs', Renfe se asociará con empresas de movilidad compartida y sostenible, así como empresas energéticas líderes en su sector.

Este proyecto está alineado con la Estrategia de Movilidad Sostenible del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), de la Comisión Europea, y con la hoja de ruta de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la ONU, que insta a adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos.

En un primer paso, Renfe llevará a cabo un proyecto piloto en tres estaciones para establecer unos procedimientos que velarán por un uso correcto y responsable de los servicios por parte de los clientes y operadores, de manera que se pueda obtener datos, realizar análisis y validar los resultados del piloto.

Entre los distintos actores implicados en el desarrollo de este proyecto piloto, se busca mejorar en la accesibilidad, en la gestión del tráfico y calidad del transporte público colectivo, en crear nuevas oportunidades de negocio, reducir las emisiones contaminantes, promover un comportamiento sostenible, obtener una rentabilidad social y lograr una mayor cohesión territorial.

Según Renfe, su conocimiento y experiencia, junto con la de los diferentes partners, stakeholders y empresas de suministro que forman parte del piloto, posibilitan el desarrollo de este proyecto en favor de la sostenibilidad. Coincidiendo con los ejes de Transición ecológica, Transición Digital, Cohesión social alineados con los principios del Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia.

Las estaciones de Cercanías de Cantabria se convertirán en 'Green Mobility Hubs'
Comentarios