sábado. 13.04.2024

Un grupo de doce países de la Unión Europea (UE), entre los que se encuentra España, ha remitido una carta a la Comisión Europea en la que solicita que se garantice la protección del lobo y en la que rechaza "rotundamente" la resolución aprobada en noviembre por el Parlamento Europeo sobre protección del ganado porque, a su juicio, tiende a debilitar el estatus de protección del lobo. Una resolución que respaldaba la postura común de Cantabria, Asturias, Galicia y Castilla y León de rechazar la inclusión del lobo en el LESPRE.

Entre los firmantes de la carta, a la que ha tenido acceso Europa Press, se encuentra la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, que suscribe esta petición junto a sus homólogos de Alemania, Austria, Bulgaria, Chipre, Eslovaquia, Eslovenia, Grecia, Irlanda, Luxemburgo, Portugal y Rumanía.

En la misiva, los ministros han trasladado a la Comisión su "rotunda" oposición a una resolución del pasado 24 de noviembre en la que el Parlamento Europeo solicitaba a la Comisión cambiar el estatus de protección de lobos y osos para proteger al ganado de los ataques de estos animales y encontrar el equilibrio adecuado entre la coexistencia de humanos, explotaciones ganaderas y grandes carnívoros, en particular, en las zonas rurales.

La resolución fue adoptada por la Eurocámara por 306 votos a favor, 225 en contra y 25 abstenciones, y en ella se argumentaba que el número de especies estrictamente protegidas como lobos y osos, ha ido en aumento en la UE, por lo que los eurodiputados reclamaban a la Comisión evaluar la población de estos ejemplares, así como el daño causado por sus ataques y que fomente una mejor colaboración transfronteriza entre los Estados miembro, ya que se mueven a través de grandes distancias.

"Aunque muchos de los hechos mencionados -en la resolución- son importantes y deben seguir debatiéndose, nosotros, los ministros de medio ambiente, rechazamos rotundamente la tendencia de la resolución a debilitar la protección jurídica del lobo", señalan los firmantes, quienes a pesar de reconocer que, en convivencia con lobos y osos, el daño es "inevitable", recuerdan que muchos países han tomado ya medidas preventivas para atajar este problema.

Los ministros confían en que Bruselas continúe con el mismo enfoque responsable que ha tenido hasta ahora en la protección de especies al tiempo que implemente compensaciones ante posibles ataques al ganado, ya que se trata de un sector clave para el medio rural que además contribuye a la seguridad alimentaria mediante una agricultura sostenible.

Por su parte, fuentes de la Comisión consultadas por Europa Press han reconocido que el aumento de poblaciones de lobo dan lugar a desafíos como ataques al ganado y conflictos con agricultores y cazadores pero recuerdan que las capitales pueden establecer excepciones a las prohibiciones del régimen de protección estricta para proteger intereses socioeconómicos.

En lo que respecta a la resolución del Parlamento, las mismas fuentes señalan que comparten el llamamiento a utilizar plenamente los instrumentos disponibles en el marco jurídico y político actual, con el objetivo de abordar los conflictos entre las especies silvestres protegidas y los ganaderos.

La Comisión evaluará ahora todas las recomendaciones incluidas en la resolución para estudiar la mejor manera de abordarlas y dirimir en qué casos serían necesarias medidas adicionales.

España pide a Bruselas la protección del lobo y rechaza la resolución aprobada en...
Comentarios