jueves 2/12/21

Verdes Equo Cantabria cree que la recién aprobada Ley de Cambio Climático "no da respuesta" a la crisis climática y es "insuficiente" ya que está "muy lejos de cumplir los objetivos" marcados por el Pacto Verde Europeo.

La coportavoz del partido Dolores Póliz indica en un comunicado que la ley "era necesaria, pero llega con diez años de retraso y es a todas luces insuficiente a ojos de la ciencia, la juventud y las organizaciones ecologistas". A su juicio, la "falta de valentía y ambición del Gobierno" central ha convertido "una oportunidad histórica" para poner en marcha la transición ecológica en una "ocasión perdida".

Por su parte, el coportavoz Gabriel Moreno critica que esta ley "deja la puerta abierta" a los combustibles fósiles, permite el uso del gas en todo el transporte, no contempla la eliminación de las subvenciones a los combustibles fósiles ni medidas necesarias para frenar el incremento de los viajes en avión o la "creciente e insostenible" industrialización de la agricultura y ganadería.

Para el partido, reducir las emisiones "solo en un 23%" de cara a 2030 cuando la comunidad científica reclama al menos un 55% "es del todo decepcionante y poco ambicioso". "Mientras países como Alemania se han marcado como meta el 65%, los objetivos climáticos de la ley española nacen viejos y obsoletos sin dar los pasos necesarios para acelerar la transición ecológica", lamentan.

Así, los portavoces creen que "lo más positivo" es que "gracias a la propuesta y presión de Verdes Equo" la Ley incluye una cláusula para revisar en 2023 la ambición al alza y abre una puerta a la participación con la creación de asambleas ciudadanas climáticas, con el objetivo de fomentar la implicación de la sociedad frente al calentamiento global.

La formación asegura que seguirá "trabajando y luchando" para que los objetivos de reducción de emisiones en España estén alineados con la senda marcada por la ciencia y la UE, para dar respuestas desde el espacio verde a las demandas de la sociedad civil y para defender la salud y el futuro de las personas y el planeta con una redistribución de la riqueza y del trabajo para una vida "digna para todas las personas", con la construcción de modelos basados en la cooperación, la solidaridad local y global y la interdependencia de los cuidados esenciales.

Comentarios