jueves. 13.06.2024

La Fiscalía de Cantabria pide un total de 18 años de cárcel para un hombre por un delito de agresión sexual y dos de abuso sexual, ya que está acusado de violar a una de sus hermanas, y de abusar de otra y de una amiga de esta.

Por el primero de los ilícitos el ministerio público interesa doce años de cárcel al procesado, y por los segundos seis de encarcelamiento y multa de 4.800 euros, respectivamente, y considera que concurre la circunstancia atenuante de la responsabilidad penal de encontrarse bajo los efectos del alcohol.

El juicio se celebrará este martes, 19 de septiembre, a partir de las 10:15 horas en la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cantabria, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la comunidad autónoma.

Según el escrito del fiscal, el primero de los hechos imputados ocurrió en 2016 cuando el enjuiciado se encontraba en casa de una amiga tras haber salido de fiesta, en concreto en la misma habitación que su hermana y, "con ánimo de satisfacer sus instintos sexuales", se tumbó sobre ella, que estaba tumbada boca abajo". En esa situación, "la agarró fuertemente de los brazos y, posteriormente, con idéntico ánimo, la penetró vaginalmente, llegando a eyacular en su interior". Y aunque la mujer intentó zafarse de su hermano, no lo logró, precisamente porque él la sujetaba fuertemente. A consecuencia de estos hechos, quedó embarazada y un mes después abortó.

El segundo de los hechos por los que se le acusa tuvo lugar en 2019, cuando otra de sus hermanas se encontraba durmiendo en compañía de su hijo pequeño en una cama.

El procesado, de nuevo "con ánimo de satisfacer sus instintos sexuales, se introdujo en la cama y colocó su cabeza a la altura de la vagina de su hermana, le retiró la ropa interior y comenzó a besarle dicha zona, introduciendo sus dedos en la vagina, hasta que la mujer se despertó y le echó de la habitación".

Finalmente, en 2021, el hombre estaba con esta hermana y con una amiga de esta mientras ambas dormían. Comenzó a tocarlas con ánimo libidinoso, hasta que se despertaron y le echaron de la habitación.

La Fiscalía explica en su escrito que el consumo de alcohol inmediatamente anterior a los hechos explicaría el comportamiento "desinhibido" del acusado y la "afectación parcial en grado leve de facultades volitivas, manteniendo la conciencia y discernimiento de sus actos".

HECHOS Y PENAS

Los hechos constituyen, a su juicio, un delito de agresión sexual y dos delitos de abuso sexual, con la concurrencia de la circunstancia atenuante de la responsabilidad penal de encontrarse bajo los efectos del alcohol.

La pena solicitada asciende a doce años de prisión por el delito de agresión sexual, seis años por el de abuso sexual con acceso carnal y multa de 4.800 euros por los tocamientos (también abuso sexual).

Además, el ministerio público pide que se le prohíba comunicar y acercarse a las víctimas y que se le imponga una medida de libertad vigilada tras la salida de prisión de diez años.

Y en concepto de responsabilidad civil, considera que debe indemnizar con 15.000 euros a la hermana a la que agredió sexualmente, con 6.000 euros a la otra de la que abusó, y con 3.000 euros a la amiga de la anterior, que sufrió tocamientos.

La acusación particular, que ejerce la primera de las víctimas, eleva la petición de condena por el delito de agresión sexual a trece años y medio de prisión, y se suma a la Fiscalía en el resto de peticiones.

Se enfrenta a 18 años por violar a una de sus hermanas y abusar de otra y de una amiga...
Comentarios