martes. 16.04.2024

Los 38 nuevos trenes de Cercanías comprometidos para Cantabria y Asturias tras el problema en las medidas de los convoyes y de los túneles detectado hace un año han empezado a fabricarse este lunes en las instalaciones de CAF (Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles, con sede en Beasain, Guipúzcoa).

Según las previsiones de esta empresa y de Renfe, el proceso de pruebas en la red empezará en el primer semestre de 2026, lo que permitirá su puesta en servicio y el inicio de la retirada de los trenes que ahora circulan en ambas comunidades, que serán sustituidos por los 21 contemplados para Cantabria y 17 para el Principado.

El plazo de entrega se tuvo que retrasar debido al citado problema con las medidas de los trenes y los túneles, que conllevó dimisiones en Renfe y Adif también. El contrato para la nueva fabricación suscrito entre el operador ferroviario y CAF contempla una inversión de 300 millones de euros del Gobierno de España.

LOS MEJORES TRENES

Con el nuevo diseño y una vez se fabriquen, llegarán a Cantabria y Asturias "los mejores trenes", ya que las nuevas unidades de ancho métrico serán más accesibles y modernas y estarán mejor conectadas, según se ha destacado en el acto de arranque de su fabricación.

Circularán a un máximo de 100 kilómetros por hora y contarán con más de 200 plazas, incluyendo para personas con movilidad reducida, así como zonas para bicicletas o carritos de bebé. También tendrán wifi, enchufes y USB en todos los asientos, entre otras prestaciones. Así, se renovará la flota, al tiempo que se mejorará la eficiencia energética, la fiabilidad y accesibilidad del servicio ferroviario en las comunidades cántabra y asturiana.

"Serán unos trenes modernos y accesibles, con la tecnología actual para viajar siempre conectados", ha subrayado el secretario de Estado de Transportes y Movilidad Sostenible, José Antonio Santano, que ha sustituido en el acto al ministro, Óscar Puente, que anuló a primera hora de la mañana su asistencia por 'motivos de agenda'. Sí ha acudido la presidenta cántabra, María José Sáenz de Buruaga, quien ha demandado "máxima agilidad" en la construcción de los nuevos trenes de la red de ancho métrico que operarán en esta región y ha exigido un "calendario" con los tiempos de ejecución, terminación y entrega, que, en cualquier caso, será "con tres años de retraso".

Al comienzo de la fabricación del material rodante también ha acudido también el jefe del Principado, Adrián Barbón; el consejero de Transportes de Cantabria, Roberto Media; el del País Vasco, Iñaki Arriola; los presidentes de Renfe, Raúl Blanco, y de CAF, Andrés Arizkorreta; el consejero delegado de la empresa, Javier Martínez Ojinaga, y el director corporativo, Josu Imaz, entre otros.

La jornada ha estado marcada en Cantabria por nuevas incidencias en los trenes, que han provocado al menos la suspensión de ocho servicios y retrasos en otros tantos, de Cercanías (Cabezón de la Sal-Santander) y Media Distancia también (conexión con Madrid).

MOVILIZADOS EL 74% DE LOS 600 MILLONES DE EUROS PREVISTOS

El secretario de Estado de Transportes y Movilidad Sostenible ha destacado que el Ministerio tiene previsto invertir cerca de 600 millones de euros en la red cántabra, de los que ya están movilizados 439, casi el 74%.

También ha ratificado el compromiso con la mejora del servicio de ancho métrico en esta región, incluyendo la renovación de la infraestructura, y ha anunciado además "avances" en el desarrollo de la alta velocidad a la región, como el inicio de los trabajos para licitar la redacción de los proyectos de la línea desde Alar del Rey hasta Reinosa, según ha indicado.

"Este año va a ser clave para avanzar en las grandes mejoras ferroviarias en Cantabria", ha asegurado Santano en el acto, en el que ha destacado que el inicio de la fabricación del material rodante "es un hito fruto de nuestro compromiso, de nuestro impulso, de las inversiones y de la toma de decisiones en los momentos que son necesarias". Asimismo, ha puesto en valor el compromiso asumido por todas las partes implicadas en el proceso, que ha requerido de un nuevo acuerdo entre Renfe y CAF para ejecutar el diseño resultante del método comparativo aplicado por primera vez en España.

Esto permitirá que puedan circular por todas las líneas de ancho métrico "con las mejores prestaciones", ha resaltado el secretario de Estado, que también ha enfatizado que las 38 unidades constituyen "la mayor compra de trenes de ancho métrico" en España, tras ampliarse en siete los 31 que se iban a adquirir inicialmente.

UN BUEN DÍA PARA CANTABRIA

Por su parte, la presidenta de Cantabria ha reivindicado al ministerio de Transportes "máxima agilidad" en la construcción de los nuevos trenes de la red de ancho métrico que operarán en Cantabria y ha exigido un "calendario" con los tiempos de ejecución, terminación y entrega, que, en cualquier caso, será "con tres años de retraso", ha dicho.

Buruaga ha podido "tomar personalmente la medida" a los nuevos convoyes durante la visita a CAF, que fue sugerida por el consejero cántabro de Fomento, Roberto Media, el pasado mes de octubre. Se trata de "un buen día para Cantabria", a pesar del "plantón" de un ministro como el de Transportes, con "tantas asignaturas pendientes con Cantabria", porque la jornada de hoy certifica el inicio del proceso de fabricación de los trenes del "escándalo ferroviario" que convirtió a Cantabria en "un meme nacional", ha dicho Buruaga.

Por ello, ha asegurado la insistencia de su Ejecutivo en la labor de "seguimiento y control" de las inversiones en la red de Cercanías de Cantabria, no solo en lo que tiene que ver con la entrega de los nuevos trenes, sino en todos los compromisos incluidos en el acuerdo firmado el 20 de febrero de 2023, el denominado 'Acuerdo de la Castellana' y que entre otras cosas contempla la gratuidad del servicio hasta que sea renovada la flota.

Por eso, Buruaga ha demandado que se calendaricen y presupuesten las actuaciones de los próximos años y se establezcan "hitos, inversiones y plazos definitivos". También ha pedido que se reactive el funcionamiento periódico de la Comisión de Seguimiento del acuerdo, que "solo se ha reunido una vez". Así, ha insistido en la necesidad de que se asegure la circulación de los trenes en el segundo semestre de 2026 al tiempo que se acelere el plan de mejoras en las unidades que están funcionando actualmente de forma que se mejore el servicio a los usuarios.

Empiezan a fabricarse los trenes que llegarán en 2026: Circularán a un máximo de 100...
Comentarios