jueves 26/5/22

Una emergencia sanitaria registrada este lunes a bordo del vuelo de Ryanair procedente de Bolonia y con destino a Santander ha provocado un retraso de más de dos horas en esta conexión aérea. Y es que el avión tuvo que regresar a la ciudad italiana de la que había despegado por imprevistos de carácter médico, con lo que aterrizó 152 minutos después de la hora programada. En concreto, llegó a la capital cántabra a las 14:50 horas cuando el aterrizaje estaba previsto para las 12.30, han informado fuentes de Aena a Europa Press.

Comentarios