sábado 27/11/21
SANIDAD

Ellos también son hijos de la Residencia Cantabria

Miles de cántabros dicen adiós al centro en el que sus hijos, sus nietos y ellos mismos han nacido a lo largo de los últimos 47 años.

Estos son los rostros de algunos de los niños nacidos en la Residencia Cantabria
Estos son los rostros de algunos de los niños nacidos en la Residencia Cantabria

Miles de madres han visto nacer a sus hijos en alguna de sus habitaciones desde que en 1969 abriera sus puertas por primera vez. Pero el fin de semana del 13 al 15 de mayo será el último que las instalaciones de la Residencia Cantabria verán un alumbramiento. Los servicios de Pediatría, Obstetricia y Ginecología, los últimos que siguen atendiendo en este edificio, se trasladan al Hospital Universitario Marqués de Valdecilla. “Todo está preparado” para atender a las pacientes y a sus pequeños en las nuevas instalaciones del hospital santanderino, como ha asegurado a este diario el gerente de Valdecilla, Julio Pascual.

Sin un futuro confirmado, las vacías estancias del edificio servirán para recordar a miles de cántabros el momento más importante de sus vidas. Es el caso, por ejemplo, de M.S.M., cuyo hijo nació el 28 de mayo de 2005, o de M.C.P., que dio a luz a sus dos hijas en estas instalaciones en 1988 y 1992.

Nombres como los de Beatriz, Diana, Hugo, María, Miguel o Patricia están irremediablemente ligados a una residencia que, después de casi 50 años de funcionamiento, dice adiós definitivamente a las madres y sus bebés.

En total, el traslado afectará a unos 100 pacientes, entre madres y niños, y a unos 400 profesionales, de los que aproximadamente 60 son médicos pediatras y ginecólogos

La reacción entre la sociedad cántabra ha sido unánime. “Qué pena”, ha asegurado N.P.G. en las redes sociales, opinión que comparten M.E.C. y B.R., que nació en la Residencia Cantabria junto a su hermana gemela al igual que los hijos de ambas. Otros lectores de eldiariocantabria.es, como P.V., han sugerido que se arregle para “seguir asistiendo a él y no colapsar tanto Valdecilla”. Y por supuesto, han dado las gracias a los profesionales por el servicio dado a los pacientes durante tantas décadas.

Traslado progresivo

Según ha explicado Pascual, el proceso comienza el mismo viernes a partir de las 8:00 horas con el traslado de hospitalización de Pediatría, donde hay aproximadamente 25 niños. Ese día también se abrirán las “urgencias de pediatría” en Valdecilla, de modo que aquellos que lo necesiten puedan acudir directamente al hospital universitario. Eso no quiere decir, ni mucho menos, que se deje de atender en la Residencia Cantabria, donde de hecho “duplicaremos las urgencias de pediatría”, ha asegurado el gerente, de modo que durante algún tiempo se atenderán en los dos centros médicos.

Similar procedimiento se realizará con el servicio de Obstetricia, que comenzará a trasladarse el sábado a partir de las 9:00 horas, y con Ginecología, que se deja para el domingo. Entre ambos departamentos se moverán aproximadamente 70 pacientes. “Esperamos que no haya ninguna complicación”, ha dicho el gerente de Valdecilla.

En total, el traslado afectará a unos 100 pacientes, entre madres y niños, y a unos 400 profesionales, de los que aproximadamente 60 son médicos pediatras y ginecólogos, y el resto personal de otros departamentos como los laboratorios.

Momento delicado

Pascual ha reconocido que los momentos más delicados se vivirán el sábado, cuando sea necesario trasladar el material y a los bebés de neonatología. Dado que los casi 15 pequeños están en incubadoras y requieren un cuidado muy concreto y especial, el gerente de Valdecilla ha explicado que su traslado se realizará “lo más rápidamente posible”, y ha detallado que en todo momento estarán acompañados de personal médico.

Pascual ha detallado que se mantendrán unos “servicios mínimos” que atenderán a las mujeres y los niños que acudan a la Residencia Cantabria

Asimismo, ha revelado que se contará con la colaboración de la Policía Municipal, que pondrá en marcha un dispositivo en el que no solo se cortarán algunas calles para lograr una mayor efectividad en el traslado, sino que se cambiará el sentido de las vías para que la distancia a recorrer entre ambos centros sea menor.

Pero el traslado de estos últimos servicios no implica que la Residencia Cantabria vaya a quedarse totalmente vacía. Pascual ha detallado que se mantendrán unos “servicios mínimos” que atenderán a las mujeres y los niños que acudan allí. Por supuesto, “las madres que estén dando a luz o ingresen por este motivo no se trasladarán hasta que se pueda”.

Pascual también ha señalado que las instalaciones de Valdecilla están totalmente preparada para recibir estos nuevos servicios, aunque “hay material que hay que trasladar con los propios pacientes”. En cualquier caso, son “pequeños detalles”.

Por ejemplo, la nueva área de urgencia pediátrica cuenta con una zona de admisión, triaje, un box vital, control de enfermería y área de trabajo médico, consultas, dos salas de espera diferenciadas para niños y lactantes, y un tercer espacio con dos boxes de intermedios, uno de aislados, y diez puestos de observación con dos camas.

Futuro del edificio

Por otro lado, Pascual ha confirmado que, aunque los últimos grandes servicios de la Residencia Cantabria se trasladan este fin de semana, todavía quedarán en el edificio “pequeñas cosas” que se moverán durante el mes de junio, desde la unidad de reproducción asistida o la unidad del sueño, hasta “alguna consulta”.

Respecto al futuro del edificio, el gerente de Valdecilla solo ha podido aclarar que “se devolverá al propietario”, es decir, al Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS), desconociendo cuál es el destino que podrá darle el Estado. Lo que sí ha detallado es que “arquitectónicamente está bien”, por lo que se le podría dar uso.

En caso de que el Gobierno regional quisiera destinarlo a alguna actividad pública, “habría que cederlo”.

Comentarios