miércoles 1/12/21

Entre tanto mensaje cruzado y tanta propaganda, la política desde fuera puede parecer un complejo arte solo al alcance de unos pocos. Pero su esencia es mucho más simple: lo que se hace mal es culpa del otro, y lo que se hace bien, de nosotros. Por ejemplo, si lo dice el Gobierno, entonces las que lo hacen mal son las comunidades autónomas. Sencillo, ¿verdad?

Comentarios