martes. 05.03.2024

La Policía Local de Calahorra (La Rioja) ha detenido dos días seguidos por conducir en estado de embriaguez a un cántabro de 44 años que acudió a comisaria a denunciarse a sí mismo por aparcar mal.

Los hechos ocurrieron hace dos semanas. Según el relato de la Policía Local, el día 5 de octubre sobre las 16:30 horas se persona en comisaria una persona que se identifica como D.G.G., de 44 años y natural de Cantabria, al cual se le detecta un fuerte olor a alcohol y con claros síntomas de ir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, manifestando a los agentes que "no sabe dónde dejó aparcado su vehículo".

Los agentes le informaron de que en el estado en el que se encontraba no debía conducir. El hombre abandonó las dependencias policiales para luego, sobre las 17:10 horas, cuando un agente se encuentra regulando el paso de peatones, observó cómo un vehículo se salta la señal de circulación prohibida. Al darle el alto, se dieron cuenta que se trataba de la misma persona que había estado en las oficinas de la Policía.

Se le realizó entonces la prueba de alcoholemia, que dio 1.11 mg/l y luego la de drogas, dando positivo en cocaína. Tras ello, se procede a la "inmovilización y retirada del vehículo al depósito de vehículos", tras lo que se procede a su detención. También fue denunciado por no obedecer las órdenes del agente.

Al día siguiente, 6 de octubre, sobre las 11:15 horas, "un agente de la Policía Local observa a una persona que se queda frente a dependencias policiales, pero sin llamar a la puerta, pensativo, pasado unos minutos, se tumba en el jardín exterior sito en la parte delantera de las dependencias, y se queda mirando al cielo, y seguidamente también al móvil". A continuación, "se dirige a los barrotes de las ventanas de la Policía, y comienza a hablar con el agente, preguntándole que cómo es posible que haya un coche encima de la acera en la Plaza Juan de Jesús María y no esté denunciado". El agente "reconoce a la persona como la de la actuación de ayer por el turno de la tarde, y cuyo vehículo es el mismo que está encima que se encuentra sobre la acera".

La propia persona manifiesta que "él mismo ha sacado su coche del depósito de vehículos sin autorización y ha venido circulando hasta aquí, aparcándolo sobre la acera, es testigo de todo ello un agente de la policía que se encuentra fuera de servicio allí presente".

Acto seguido "y en presencia de más agentes, D.G.G se ratifica en lo manifestado". El hombre "desprende un fuerte olor a alcohol por lo que, tras la infracción de tráfico al estacionar sobre la acera, se le realiza la prueba de alcoholemia, dando resultado de 0,87 mg/l en la primera prueba, y de 0,95 mg/l en la segunda prueba". "Por dicho motivo se procede de nuevo a la detención como presunto autor de un delito contra la seguridad vial, al conducir un vehículo a motor superando la tasa legalmente establecida de 0,60 mg/l. Se inmoviliza el vehículo y se traslada al Depósito Municipal, quedando este a disposición judicial", finaliza el parte de la Policía Local de Calahorra.

Detienen dos días seguidos a un cántabro por conducir ebrio y él se autodenuncia por...
Comentarios