viernes. 12.04.2024

La Guardia Civil ha detenido a un hombre como presunto autor de un delito contra la salud pública por elaborar y comercializar en Cantabria conservas sin medidas sanitarias.

En total, en esta operación, denominada 'Sarda', la Guardia Civil ha intervenido más de 2,5 toneladas de alimentos preparados para su distribución sin ningún tipo de control sanitario.

Los investigadores tuvieron conocimiento de la existencia de un posible punto de elaboración de conservas de alimentos en instalaciones ilegales en la comunidad.

En uno de los seguimientos al sospechoso, los agentes interceptaron 10 cajas de conservas con 220 botes de bonito y 12 botes de anchoas, en el momento en que las estaba vendiendo a una fábrica de conservas.

A raíz de esta incautación, la Guardia Civil, junto con inspectores de la Dirección de Salud Pública, accedieron al lugar donde el detenido elaboraba las conservas e incautaron otras 131 cajas con unos 4.100 botes de conservas de bonito.

El lugar no contaba con ningún tipo de control sanitario ni medidas de salubridad, además de que carecía de registro sanitario o de licencia de actividad, según ha informado el Cuerpo.

Según se ha podido saber, el detenido vendía de manera directa al menos a una fábrica conservera y también en puestos en mercadillos populares.

Así, el responsable de la elaboración ilegal de alimentos fue denunciado por vía administrativa ante la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, y la empresa captadora de dichas conservas al Reglamento CE 853/2004 de normas específicas de higiene de los alimentos de origen animal por admitir semiconservas de un elaborador carente de registro sanitario.

ANÁLISIS DE LAS CONSERVAS

Una vez analizadas las muestras, se detectó que el límite de histamina superaba en un 77% el establecido para este tipo de conservas.

Por ello, se solicitó un informe pericial a la Unidad Central Operativa del Medio Ambiente de la Guardia Civil sobre las repercusiones para los posibles consumidores, y sus resultados conllevaron a la detención del responsable de la elaboración de los alimentos retirados como presunto autor de un delito contra la salud pública.

La histamina es una sustancia química que aparece en diferentes alimentos pero que, en dosis elevadas, puede causar problemas de salud, como erupciones, urticaria, náuseas o vómitos, o incluso llegar a edemas agudos de pulmón, problemas cardiacos o insuficiencias respiratorias de tipo neurológico.

Detenido por vender dos toneladas y media de conservas sin control sanitario en Cantabria
Comentarios