viernes. 23.02.2024

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en colaboración con unidades de Cantabria y Vizcaya, ha desarrollado una investigación que ha culminado con la detención de un experimentado delincuente de 26 años, afincado en Laredo, como presunto autor de tres delitos de estafa y de usurpación de estado civil.

Según ha informado el instituto armado, la investigación se inició el pasado mes de febrero, cuando un vecino de la comarca del noroeste murciano denunció haber vendido un teléfono móvil valorado en 1.500 euros a un particular, a través de una conocida red social. Aunque el comprador justificó el pago del artículo, el dinero nunca le llegó.

Desde ese momento, agentes de los equipos Arroba, especialistas en delitos telemáticos, pusieron en marcha una operación, denominada 'Scamify', comprobando que el supuesto autor también había estafado a otros vendedores.

Las indagaciones llevaron a la Guardia Civil hasta las provincias de Cantabria y Vizcaya, donde podía residir el sospechoso, un joven con un abultado historial delictivo por delitos similares. De esta forma, los especialistas de Murcia, Cantabria y Vizcaya coordinaron un operativo que culminó con la interceptación de tres envíos antes de que llegaran al domicilio del sospechoso en Laredo y que contenían dos teléfonos móviles y una video-consola valorados en más de 3.000 euros, que fueron recuperados.

Establecida la búsqueda, el joven ha sido finalmente localizado en su domicilio familiar, situado en Vizcaya, donde ha sido detenido como presunto autor de los delitos continuados de estafa y de usurpación de estado civil.

Según se desprende de la investigación, el ahora detenido se dedicaba a localizar anuncios de productos tecnológicos en plataformas de venta online entre particulares o en redes sociales. Una vez seleccionaba su objetivo, contactaba con el vendedor y adquiría el artículo sin regateos. Para ganarse su confianza, le enviaba fotografías de su DNI, de la transferencia bancaria y la dirección de su domicilio. Al parecer, fruto de otras estafas anteriores, contaba con fotografías del DNI de terceras personas ajenas al entramado delictivo. Los perjudicados, confiados en que la transferencia se había hecho, enviaban el producto al domicilio que les indicaba el estafador.

Según la Guardia Civil, se trata de un experimentado delincuente, buscado por otras estafas similares, que no dudaba en cambiar de domicilio e incluso de comunidad autónoma para evitar su localización. Los efectos recuperados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz (Murcia).

A raíz de estos hechos, la Guardia Civil ha señalado que las plataformas online se convierten en escenarios perfectos para delincuentes que buscan hacerse con datos privados mediante el 'phishing', por lo que aconseja extremar las precauciones antes de realizar la compra o venta de un artículo. En concreto, recomienda utilizar webs o plataformas conocidas y no salirse de ellas; revisar el perfil del comprador o vendedor, o aprovechar las herramientas que ofrece la plataforma para los pagos.

Detenido un experimentado delincuente afincado en Laredo por estafas online
Comentarios