viernes. 23.02.2024

La Guardia Civil ha detenido a un camionero de 56 años, de nacionalidad rumana y no residente en España, cuando se disponía a conducir estando en un gran estado de embriaguez, hasta el punto de que no pudo realizar la prueba de alcoholemia. También ha instruido diligencias en calidad de investigado a otro camionero de nacionalidad polaca, de 50 años y vecino de Ramales de la Victoria, por dar positivo en alcohol.

Según ha informado este viernes el instituto armado, la madrugada del pasado 7 de octubre recibió varias llamadas alertando sobre un hombre que se había subido a un camión con evidentes signos de embriaguez, en una estación de servicio ubicada en Castañeda. La patrulla que se personó en el lugar logró dar el alto al camionero antes de que abandonara el lugar y tuvieron que ayudarle a bajar del vehículo, dado que, por su estado, no era capaz de hacerlo por sí solo.

En ese momento se intentó realizar la prueba de detección de alcoholemia, pero no fue posible dado el elevado grado de embriaguez que presentaba. Por ello, fue detenido por los delitos de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas y negativa a someterse a las pruebas reglamentarias establecidas.

El otro camionero fue detectado la tarde del 6 de octubre por un conductor en la autovía A-8 hacia Santander, en el kilómetro 197, a la altura de Hoznayo, que observó que el camión circulaba de forma irregular, invadiendo constantemente el carril izquierdo y el arcén. Finalmente, se detuvo en el arcén, a la altura del kilómetro 13 de la S-10 (salida de Solares). También lo hizo el conductor que lo venía observando, por si precisaba auxilio, creyendo que podría sufrir algún malestar o una avería.

Fue entonces cuando se dio cuenta de que el camionero se encontraba posiblemente bajo la influencia del alcohol, por lo que informó a la central operativa de tráfico. Alertada la Guardia Civil, y con las indicaciones dadas por el informante, los agentes consiguieron detener el camión en el kilómetro 135 de la carretera N-623 (Renedo de Piélagos).

Sometido a las pruebas de alcoholemia, arrojó un resultado positivo, de 0,77 miligramos por litro, por lo que se procedió a investigarle por conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al conducir con una tasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro, remitiendo las diligencias al Juzgado de Guardia de Santander.

Detenido un camionero borracho e investigado otro por conducir ebrio
Comentarios