domingo. 14.08.2022

Un total de 168 personas han sido detenidas en Cantabria por incumplimientos graves del Real Decreto de estado de alarma desde que entró en vigor el pasado 15 de marzo y hasta este jueves. Además, en dicho periodo la Policía Nacional, la Guardia Civil y las policías locales de Cantabria han instruido 9.100 propuestas de sanción relacionadas con esta normativa. Solo en la jornada de ayer, la Policía Nacional, la Guardia Civil y las Policías Locales de Cantabria levantaron 100 actas de sanción y detuvieron a seis personas.

Son datos que ha facilitado hoy la Delegación del Gobierno en Cantabria, cuya titular, Ainoa Quiñones, ha destacado el trabajo conjunto y coordinado que realizan todas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en la Comunidad Autónoma para "detectar y actuar frente a las personas que se saltan las normas decretadas, siendo insolidarias con el resto de la ciudadanía que se esfuerza en su cumplimiento". "La mayoría de los cántabros están demostrando día a día una gran responsabilidad personal y social al cumplir las medidas decretadas en el Estado de Alarma, un comportamiento que reconocemos desde la Delegación del Gobierno y el conjunto de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad", ha señalado Quiñones.

CONTROLES EL FIN DE SEMANA

Por otra parte, la Policía Nacional y la Guardia Civil, con el apoyo de las policías locales, vuelven a intensificar este fin de semana su presencia en las carreteras y los accesos a los municipios de Cantabria para vigilar y evitar que se realicen desplazamientos indebidos, especialmente a segundas residencias. Para interceptar a aquellos que, de forma insolidaria, traten de trasladarse a segundas residencias incumpliendo con ello las medidas decretadas en el Estado de Alarma, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad realizarán controles en accesos y salidas de las autovías A-8, tanto en la confluencia con el País Vasco como en la de Asturias, y en la A-67, que une Cantabria con la provincia de Palencia.

También habrá controles, tanto fijos como móviles, en múltiples carreteras nacionales y autonómicas que dan acceso a las principales poblaciones y comarcas de la región, con especial atención a lugares donde se concentran segundas residencias.

Con el estado de alarma en vigor, solo se puede salir de la vivienda para la adquisición de alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad, o la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios. También están considerados desplazamientos necesarios y, por tanto permitidos, acudir al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial, el retorno al lugar de residencia habitual, ir a entidades financieras y de seguros o cualquier otra actividad de análoga naturaleza.

Comentarios