domingo 28/11/21
AEROPUERTO

Desviado un vuelo por la niebla una hora antes de instalarse el sistema que ayuda al aterrizaje en estas situaciones

El avión procedente de Barcelona ha tenido que aterrizar en Bilbao. El sistema ILS, que facilita la navegación en caso de niebla, está funcionando con normalidad.

El avión de Vueling procedente de Barcelona ha tenido que ser desviado a Bilbao
El avión de Vueling procedente de Barcelona ha tenido que ser desviado a Bilbao

El avión de Vueling procedente de Barcelona y que tenía previsto su aterrizaje en Santander hacia las 12:00 horas de este lunes ha sido desviado a Bilbao por la niebla, prácticamente una hora antes de estrenarse el nuevo ILS, la ayuda a la navegación en caso de este fenómeno meteorológico.

El sistema, que ha entrado en funcionamiento en torno a las 13:00 horas, está "operativo y funcionando correctamente", según han asegurado fuentes de AENA (Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea), que han precisado que el resto de vuelos programados esta jornada en el 'Seve Ballesteros' se están operando con total normalidad.

En cuanto al desviado a la vecina provincia vasca, que debía aterrizar en la capital cántabra a las 11:55 horas, los pasajeros han sido trasladados a Santander en autobús, al igual que el pasaje del correspondiente viaje de salida, que una vez en la capital vizcaína han salido en avión rumbo a la ciudad condal.

El nuevo ILS, de última tecnología, facilitará el aterrizaje en el aeropuerto santanderino en caso de meteorología adversa

Este desvío se suma a otro efectuado recientemente, el pasado jueves por la noche y también por niebla: el del avión de Vueling procedente del aeropuerto de París Charles de Gaulle.

ILS

Por su parte, el ILS se ha estrenado esta semana, tal y como estaba previsto. Ha entrado en funcionamiento después de realizarse las oportunas comprobaciones de comunicación entre el dispositivo y la torre de control, que es lo que quedaba pendiente.

Su instalación, que ha precisado una obra de un millón de euros, garantiza el aterrizaje de aviones con niebla "en determinadas condiciones", lo cual implica que puede haber algún desvío, aunque se espera que no se produzcan o que sea el menor número posible.

Se ha escogido este periodo para su implantación porque históricamente es la época del año de menor afección por niebla en el aeropuerto cántabro. El nuevo ILS, de última tecnología, facilitará el aterrizaje en el aeropuerto santanderino en caso de meteorología adversa.

Aunque el ILS ha estado desconectado varias semanas, el aeropuerto dispone de otras ayudas a la navegación en caso de niebla que pone a disposición de las compañías.

De hecho, el aeropuerto Seve Ballesteros-Santander dispone de un servicio pionero en España y que existe en "muy pocos" aeropuertos: una ayuda a la navegación por GPS.

Los procedimientos de aproximación que utilicen GPS/EGNOS, que pone a su disposición Enaire, los pueden realizar todas las compañías aéreas cuyos aviones estén debidamente equipados con la aviónica necesaria (receptor, antenas, etc.) y cuenten con la aprobación operacional por parte de la autoridad de aviación civil correspondiente.

Se pueden realizar aproximaciones a las pistas 11 y 29 del aeropuerto de Santander en condiciones meteorológicas adversas con la base de nubes a unos 100 metros o más por encima de la pistas.

Comentarios