martes. 28.05.2024

Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (MNCN-CSIC) han descrito una nueva especie de tijereta, denominada Pseudochelidura cantábrica, que es endémica de la cordillera cantábrica.

Los científicos revisaron la taxonomía del género en la Península Ibérica con 458 ejemplares de las colecciones del Museo Nacional de Ciencias Naturales y, tras analizar su morfología y estudiar datos moleculares, han descubierto que contrariamente a lo que se creía hasta ahora, las poblaciones pirenaicas y cantábricas corresponden a dos unidades evolutivas independientes.

La nueva especie se encuentra a lo largo de toda la cordillera Cantábrica a altitudes de entre 1.128 y 2.184 metros y suele vivir en prados y pastos de montaña en poblaciones dispersas.

La investigadora del MNCN, Pilar Jurado Angulo, ha explicado que la distribución tan irregular que presenta la especie, además de ser un problema para su conservación porque provoca que las poblaciones estén aisladas entre sí, hace que resulten difíciles de localizar. Además, el entomólogo Amonio Cuesta, ha indicado que uno de los objetivos era asentar la taxonomía del género Pseudochelidura en la Península Ibérica, y en esa revisión han descrito el nuevo endemismo ibérico.

Asimismo, han examinado 458 ejemplares de la Colección de insectos del MNCN, 426 para análisis morfológicos y 32 para análisis moleculares, se estudiaron tijeretas in situ en los Pirineos y la cordillera Cantábrica. Para poder asentar la taxonomía del género en la península ibérica se realizó un estudio genético a partir del ADN de algunos ejemplares.

Los resultados muestran grandes diferencias genéticas entre las poblaciones pirenaicas y las cantábricas, lo que sugiere un aislamiento duradero entre ellas que ha provocado que hayan evolucionado hasta convertirse en dos especies diferentes.

El investigador del MNCN Mario García París ha explicado que además de describir la especie de las montañas cantábricas han descubierto que las tres que pensaban coexistían en Pirineos, P. sinuata, P. minor y P. montuosa, "son en realidad una sola: P. sinuata". Ahora, García-París apunta que el estado de conservación de P. cantábrica y P. sinuata debe evaluarse teniendo en cuenta los descubrimientos a los que nos ha llevado la revisión taxonómica. "El hecho de que se trate de especies diferentes y aisladas geográficamente modifica su estado de conservación, especialmente con la circunstancia añadida de los efectos del cambio climático en las cadenas montañosas", concluye.

Descubren una nueva especie de tijereta endémica de la cordillera cantábrica
Comentarios